«Este importante fallo posibilitará que los consumidores europeos puedan beneficiarse por la compra a menores precios de un producto de la más alta calidad tecnológica, por lo que esperamos reanudar muy pronto las exportaciones a ese continente,» dijo Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO.

En noviembre de 2013 la UE impuso un derecho antidumping injustificado y arbitrario, sobre la base de argumentos insostenibles, lo que determinó que se cerrara ese mercado a las exportaciones de biodiesel argentino al mercado europeo, a pesar de que la Argentina era su principal abastecedor.

CARBIO y la Cancillería argentina iniciaron entonces, de manera conjunta, acciones legales tanto ante la OMC como ante la Corte General de Justicia de la UE en Luxemburgo, demostrando que el cálculo realizado para determinar la existencia de dumping se basó en la construcción errónea sobre el valor de las exportaciones nacionales.

En primera instancia, el panel de expertos conformado por la OMC para esta disputa confirmó en marzo de 2016 la ilegalidad de la medida impuesta por la Comisión Europea. Esto causó la inmediata apelación de la medida por parte de la UE ante el Órgano de Apelaciones de la OMC.

De manera paralela las empresas nacionales afectadas junto a CARBIO realizaron una demanda ante la Corte General de Justicia de la UE, la que el pasado 15 de septiembre de este año, la que también impugnó la legalidad de las medidas antidumping del bloque europeo.

La máxima autoridad en disputas comerciales de la OMC confirmó hoy la ilegalidad de las medidas antidumping europeas, lo que obliga a la UE a retrotraer su medida y ajustarse a derecho, sin existir nueva instancia de apelación en este ámbito.