Ayer, la Cancillería anunció que prontamente se reabrirá el mercado de la Unión Europea para el biodiesel argentino, luego de que se aprobara la readecuación de aranceles de acuerdo al fallo resuelto por la Organización Mundial de Comercio.

“Es una buena noticia. Se abre un mercado que es de los más importantes de biodiesel en el mundo, y para la Argentina fundamentalmente”, destaca en diálogo con Energía Estratégica Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), entidad que aglutina a los industriales exportadores de biodiesel.

Los embarques argentinos a la Unión Europea llegaron a representar exportaciones por 1,5 millones de toneladas en un año, equivalentes a 1.500 millones de dólares.

No obstante, en el año 2013, Europa acusó de dumping al biocombustible argentino e impuso una tasa del 24,6 por ciento, dejándolo virtualmente fuera de competencia.

Ahora, tras esta determinación, los aranceles se restituirían por debajo del 10 por ciento, cercano al 6,5 por ciento fijado antes de la medida antidumping. Aunque cabe recordar que Argentina estaba eximida de tasas por un régimen de preferencias arancelarias.

Lea también: «Europa aprobó una rebaja de aranceles y el biodiésel podrá volver a ese mercado»

Según Zubizarreta, antes que finalice el corriente mes la Unión Europea tendrá que estar publicando una resolución que deje firme esta reducción de aranceles, paso definitivo a este proceso que llevó 4 años.

De ser así, en octubre podría arribar el primer buque argentino con biodiesel a los puertos de aquel continente.

El titular de CARBIO explica que “el arancel se aplica al llegar el producto, por lo cual puede suceder que pronto puedan haber algunas operaciones”.

Consultado sobre volúmenes que se pudieran comenzar a exportar, Zubizarreta plantea: “vamos a esperar un poco y ser cautos a ver cómo reacciona el mercado”.