“El proyecto es una idea surgida desde Neoconsult a partir de conocer experiencias internacionales. Particularmente habiendo conocido una planta, Rolando Caviedes (socio de Neoconsult), propuso crear un proyecto de esa envergadura en el país”, cuenta a este medio Pablo Caviedes, Gerente de Energías Renovables de la empresa.

Se trata de un emprendimiento de 40 MW que se alimentará a base de biomasas agronómicas a montarse en Provincia de Buenos Aires.

“Elegimos esa zona por la gran disponibilidad de biomasa. La misma tendrá origen en residuos de cosecha de cereales así como también en cultivos energéticos, es decir, en cosechas dedicadas específicamente a generar biomasa”, explica el ingeniero mecánico y remata: “Hoy en día estamos abocados a generar la red de provisión de combustible”.

Caviedes detalla que Neoconsult ya ha tomado contacto con distintos expertos con diferentes enfoques en la materia para asegurarse la viabilidad del proyecto.

“Hemos sumado al economista Juan Benassi (de AGVE) que nos ayuda con el armado del proyecto, y a Miguel Buero, quien es ingeniero agrónomo y cuenta con una gran experiencia en el manejo de producciones agrícolas. Además, Miguel participa diseñando los sistemas de cultivo, recolección y logística del combustible manteniendo siempre a la vista que no debemos ni queremos poner en riesgo la sustentabilidad”, precisa el ingeniero.

Lea también: «NEOCONSULT, la firma detrás del proyecto biomásico de 26 MW presentado en el Programa RenovAr»

Agrega que tal equipo de trabajo está complementado con soporte de tecnólogos internacionales, ya que “las biomasas agronómicas son complejas desde el punto de vista de la combustión debido a que generan cenizas en una cantidad mayor que otras biomasa y con altos contenidos de Potasio y Cloro produciendo problemas dentro de la caldera”.

Sin revelar el nombre de la firma internacional, Caviedes señala que han tomado contacto con una firma danesa, “empresa europea de mayor experiencia en los últimos años en plantas de biomasa y en especial con pajillas de cereales”, asegura ilustra: “Particularmente, ellos tienen en funcionamiento 6 plantas en Reino Unido, que hoy están entregando energía a la red con estas biomasa agronómicas, además de otras dos plantas que se encuentran en proceso de ejecución”.

La gran traba

No obstante, el Gerente de Energías Renovables de Neoconsult advierte un problema en todo este proceso: la falta de un marco que habilite la venta de hipotética energía que pueda generar el proyecto.

Cuenta que, por un lado, le será complejo querer participar con el proyecto en una futura Ronda del Programa RenovAr si es que las condiciones del Pliego de Bases y Condiciones continúan siendo las mismas que para la primera licitación, Ronda 1.

Justamente, una de las quejas del sector de las bioenergías era la obligatoriedad de celebrar un contrato de Compra de Energía (PPA) a 20 años comprometiendo al productor biomasa asegurada por tantos años.

El especialista desarrolla: “Tenemos analizado el costo actual de recolectar y trasladar la biomasa a la planta pero el mismo es fuertemente dependiente del costo de mano de obra y del combustible, ya sea para recolectar como para el traslado y, obviamente, su impacto en dólares depende de la tasa de cambio actual, por lo tanto, los costos pueden cambiar muchísimo a lo largo de la duración del contrato”.

Lea también: «Actores del sector de la biomasa esperan nuevas licitaciones específicas en 2017»

“Por esto mismo, -continúa Caviedes- la solución tecnológica busca maximizar el rendimiento (hoy en 34% de rendimiento, lo cual para una central de turbovapor es bastante alto) de manera de consumir la menor cantidad de biomasa. El costo de la misma es el factor más importante en el análisis de la inversión con un contrato a 20 años, esto es debido a que, en el mejor de los casos, se gasta lo mismo en biomasa todos los años cuando la inversión ya está hecha”.

Una de las salidas que espera no sólo Neoconsult sino el rubro de las bioenergías es que el Gobierno nacional genere licitaciones específicas para el rubro, con un Pliego acorde a las necesidades del sector, o bien otro mecanismo para el desarrollo de proyectos.

De los 2.424,5 MW adjudicados en la licitación de centrales de energías renovables, sólo 24 MW corresponden a biogás y biomasa.

Con intención de aportar a la causa, Caviedes revela que están trabajando en la elaboración de algunas propuestas para que se modifiquen ciertas cláusulas del Pliego del Renovar Ronda 1. “Según nuestro entender, tales cambios resultarían favorables para desarrollar la generación de energía con biomasas secas. Una vez que los tengamos, los elevaremos al Ministerio de Energía para, en caso de que lo consideren oportuno, sean tenidas en cuenta en la próxima Ronda”.

“Neoconsult está apostando al potencial de la fuente energética instalada en la región centro del país, cuyos recursos eólicos y solares son limitados, con producción continua, movilización de residuos producidos por economías regionales y generación de puestos de trabajo y a precios competitivos con la generación térmica de base con uso de gas natural”, cierra el Gerente de Energías Renovables de la firma.