Y al fin, el histórico y reiterativo pedido para repotenciar la central eléctrica 9 de julio, con un derrotero de solicitudes que llega a las dos décadas, tiene respuesta efectiva. El pasado miércoles, Pablo Gaytán, Subsecretario de Servicios Públicos de la Provincia de Buenos Aires y el intendente Carlos Arroyo, agendaron una recorrida junto a Thierry Decoud, presidente de Centrales de la Costa Atlántica S.A., los trabajos que la empresa encaró el año pasado y que duplicarán la generación de electricidad en Mar del Plata.

“Hay que reconocer que este gobierno, en el término de 8 meses, compró los equipamientos, dos máquinas de 50 megavatios (MW) cada una, y los instalará en una obra que concretó a pasos agigantados” reconoció de movida, en diálogo con 0223, el titular del sindicato de Luz y Fuerza, José Rigane.

La compañía confirmó que la puesta en marcha del nuevo equipo generador sumará 100 MW más de energía firme para abastecer la demanda de General Pueyrredon y zona, con una turbina que debería estar en funcionamiento el mes próximo.

“Centrales de la Costa Atlántica se comprometió a que el 1 de febrero los nuevos equipos estén generando electricidad. Esto significará una duplicación de la energía para Mar del Plata. Le dará a la ciudad una seguridad de que, ante la posibilidad de un apagón, cuente con generación propia. Se cubrirá entre el 70 y el 80% del requerimiento de los usuarios”, detalló Rigane.

Lea también: «Se definió el repechaje: Las empresas que se quedaron con la licitación de renovables»

Más allá de resaltar las acciones llevadas adelante por el Ministerio de Energía y Minería de la Nación para incorporar esta nueva capacidad de generación de energía, el secretario general lucifuercista no olvidó separar los tantos: “Esto no resuelve los problemas que tiene Edea, con baja tensión en la periferia marplatense. Seguirán existiendo inconvenientes en la distribución de la energía, que se vienen repitiendo permanentemente producto de las condiciones de las líneas”, recalcó.

Rigane recordó por último que esta inversión es una de las tres necesarias para solucionar la problemática que vive la región en el rubro. “La obra de fondo estratégica, que es la línea de 500 MW que viene de Bahía Blanca no está resuelta, avanza con mucha discontinuidad. La segunda obra de importancia es la de la línea de Vivoratá, de 132 MW, que tendría que unir la zona de Villa Gesell y Mar del Plata, para lograr un anillo de intercambio de energía idónea, y hay mucha intermitencia en esos trabajos”, concluyó el dirigente gremial.

Fuente: http://www.0223.com.ar/nota/2017-1-5-nuevos-equipos-repotencian-la-central-9-de-julio-cubriran-80-de-la-demanda-electrica