ABSOLAR destaca un nuevo hito en Brasil. “Se acaba de alcanzar la marca de 300.000 conexiones a la red que utilizan energía de generación solar distribuida FV (fotovoltaica)”, resaltó ayer la entidad en un comunicado.

De esta información, se deduce que hubo más de 69 mil conexiones nuevas en lo que va de mayo, teniendo en cuenta que hasta abril, se acuerdo a un relevamiento de la Asociación Brasileña de Generación Distribuida (ABGD), se contabilizaban 230.919 conexiones que totalizaban 2,8 GW de potencia.

En efecto, estas casi 70 mil nuevas conexiones han generado un nuevo record en Brasil.

Sin embargo, desde ABSOLAR destacan que las 300 mil conexiones totales apenas representan el 0,4% de los 84,4 millones “unidades de consumo” (residencias, industrias y comercios) que hay en Brasil.

Por lo tanto, desde la entidad avizoran la posibilidad de un amplio crecimiento de esta actividad.

“El uso de tecnología fotovoltaica en techos y suelos puede reducir los costos de energía para las empresas hasta en un 95% y ampliar la capacidad de inversión en el negocio y la generación de nuevos puestos de trabajo”, subraya el comunicado.

Rodrigo Sauaia, Presidente Ejecutivo de ABSOLAR, justificó el crecimiento de conexiones asegurando que “la energía solar fotovoltaica reduce el gasto de la población en electricidad, aumenta la competitividad de las empresas y reduce gastos de energía del gobierno, beneficiando a los pequeños, medianos y grandes consumidores del país».