Hay desconcierto en la industria de biocombustibles. Ayer, bajo la firma del Ministro de Energía y Minería Juan José Aranguren, la Resolución 449-E/2017 se instaló para modificar a la Resolución 415-E/2017 del 31 de octubre, que determinaba el cálculo del precio del bioetanol. Hasta la fecha, no se conoce cuál sería la nueva ecuación que da como resultado los precios anunciados en última norma, que ya está vigente y que genera preguntas a todos los actores.

Las empresas e instituciones de producción de bioetanol siguen apostando al crecimiento y desarrollo del sector, así como habría compartido el Gobierno en su última reunión, ven un futuro promisorio para los biocombustibles y trabajan en base a esto.

Con la primer norma vigente, desde las entidades empresarias se pidió consideración para reevaluar los precios incluyendo nuevos costos de producción no contemplados en las fórmulas contenidas en los anexos de la Resolución 415. Pero, en conversación con Energía Estratégica, el Titular de la Cámara de Alcoholes, Oscar Rojo comunicó que lo resultante en la Resolución 449 no había sido lo que habían hablado en aquel momento con el Gobierno. “Nuestro pedido era que retrotrajeran la 415 para poder clarificar y consensuar una nueva fórmula para calcular el costo y, a partir de ahí, obtener el precio. No esperábamos que fuera unilateral”, aclaró Rojo.

La duda se instauró porque, mientras la 415 presenta en sus anexos, los informes IF-2017-25580036-APN-DNEH#MEM y IF-2017-25580763-APN-DNEH#MEM que contienen los procedimientos para determinar el precio de adquisición del bioetanol a partir de la caña de azúcar y del maíz, respectivamente; la 449 no detalla los procedimientos, a pesar de considerar que los resultados de la revisión efectuada fueron realizados conforme a lo que surge del Informe Técnico N° IF-2017-28891423-APN-DBC#MEM, y que por lo pronto no está anexado como documento público.

Lo que pide la industria es claridad con las reglas del juego y pautas bien establecidas que no queden en indefiniciones o de un arbitrio. “Este ha sido un cálculo que han realizado desde el Ministerio y no está claro cómo llegan a un nuevo valor. Estamos tratando de entender esto y es algo sobre lo que pedimos aclaración”, dijo el Titular de la Cámara de Alcoholes.

Lea también: «El Gobierno nacional recapacitaría sobre la nueva fórmula de precios del bioetanol»

Aunque continúa la incertidumbre, no todos son grises. ”Desde la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz se tomó a la medida como positiva. Hay que ver cómo queda el precio sin dejar de analizar en detalle la documentación disponible”, destacó Patrick Adam. Como Director Ejecutivo de la Cámara Empresaria de Bioetanol de Maíz, Adam entiende que se inició un ciclo de revisión. “Decidieron hacerlo gradual, 10,5 ahora y el resto se verá en base a lo que se haya revisado con la nueva fórmula de precio. En lo que queda del año tenemos que hacer una revisión de precios que va hacer ardua y detallada; y, por otro lado, participar de la discusión acerca del nuevo plan de biocombustibles para dar nuestra opinión y ponernos de acuerdo para planear cómo debería encaminarse además un nuevo plan de bioetanol”.

Ante esas iniciativas, “Aranguren sí expresó qué iban hacer una mesa técnica y que se iba analizar justamente el tramo que iba de 7,5 que implementa esta nueva resolución con $13,89 qué les da el nuevo cálculo”, continuó Rojo. “Lo que pasa es que nosotros no sabemos cómo llegar a ese número. Estamos analizandolo y viendo cómo solicitar las aclaraciones correspondientes. Sino es muy difícil sentarse hablar y a construir alguna otra cosa. Para nosotros, por lo pronto, la forma elegida es la que utiliza la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, y a eso vamos a apuntar en cuanto a metodología de cálculo”.

En lo que se acuerda es en seguir trabajando y estar focalizados en lo referido tanto en la resolución 415 como en la 449, solicitar la nueva fórmula y analizarla cuando esta se dé a conocer. “Tenemos que tener claridad y transparencia de cómo se determinan los valores, en cuanto a todos los factores que integran la nueva forma polinómica”, completó Oscar Rojo.  La intención es que sea clara, transparente, fácilmente calculable y abierta para que todo interesado la conozca y que, por ejemplo pueda hacer sus evaluaciones de negocios y tomar las decisiones.