El gobierno de Nuevo León lanzó su plan estatal de desarrollo 2022 – 2027 e incluyó a las energías limpias y renovables, la mitigación del cambio climático y algunos programas de incentivos para las pequeñas y medianas empresas y así detonar el potencial económico del estado y que continúen adquiriendo equipamiento sustentable. 

“El Estado busca desarrollar e implementar estrategias a largo plazo, tales como la ruta de descarbonización, la eficiencia energética en todos los sectores económicos y la transición energética a energía renovable, que permitan alcanzar los objetivos realizados en acuerdos internacionales y cumplir con la ley y el Reglamento de Cambio Climático del Estado de Nuevo León”, detalla el documento. 

Es por ello que para lograr lo anterior y que el sector energético alcance las emisiones netas cero para 2050, el gobierno estimó que los factores clave incluyen cuadruplicar cada año la cantidad de energía solar fotovoltaica y eólica agregada, así como también mejorar la intensidad energética en un 4%; y electrificar amplias franjas de la economía. 

Mientras que para el 2027 pretende que la participación de fuentes limpias y renovables para la generación de energía eléctrica sea del 25% ya que ratifica que hay una tendencia en crecimiento. 

Y cabe recordar que Nuevo León posee cerca de 800 MW operativos en centrales eólicas y poco menos de 30 MW en potencia fotovoltaica de gran escala, según datos de la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE) y de la Asociación Mexicana de Energía Solar (ASOLMEX). 

Asimismo, las autoridades de la entidad federativa mencionada también planean impulsar el desarrollo de las empresas relacionadas al sector energético, principalmente aquellas que promuevan el uso de energías alternas, limpias y renovables. 

Por lo que llevarán a cabo un programa de financiamiento que engloba tanto créditos de entre 0 a $25000 para iniciar un emprendimiento, otro destinado a equipamiento de entre $25000 a $100000 y crédito de nuevo impulso de entre $100000 a $5000000 para fortalecer a las PyMES. 

“Esto permitirá mantener y detonar el gran potencial económico del estado, aprovechar su ubicación estratégica favorable, sus empresas y su gente, así como sus recursos naturales, como el gas y la energía eólica y solar”, asegura el plan de desarrollo. 

Como consecuencia, podría aumentar la capacidad de generación distribuida en el Estado, que asciende a 220.52 MW instalados en 29177 contratos, según el último reporte de la Comisión Reguladora de Energía, colocándose en la tercera entidad federativa de México con mayor potencia operativa de este segmento.