La consultora internacional Antuko elaboró un reporte (Descargar Reporte) en el que analiza el comportamiento de los Certificados de Energías Limpias (CELs) tras las modificaciones que aplicaron las autoridades mexicanas.

Cabe recordar que el 28 de octubre del 2019, la Secretaría de Energía emitió un cambio regulatorio en el Diario Oficial de la Federación (DOF) acerca de los criterios de reconocimiento de CELs para los generadores.

«Dicho cambio implica que un buen número centrales eléctricas limpias que hayan entrado en operación antes de la Reforma, también podrán acreditar CELs», explican en Antuko.

En este contexto, las centrales eléctricas que entraron en operación antes de la Reforma Energética son elegibles para acreditar CELs, implicando un cambio sustancial en la cantidad de certificados que serán ofertados.

Además, los requisitos de CELs para los Participantes Obligados no fueron incrementados, ocasionando así una sobre oferta de certificados, aseguran desde la consultora.

«Con un mercado con sobre oferta de CELs, su precio caería significativamente. Al no haber un incentivo para el desarrollo de proyectos de generación limpia, se reducirá la inversión y, por ende, la instalación capacidad renovable nueva», apuntan desde Antuko.

Y concluyen que «el cambio regulatorio acerca del reconocimiento de Centrales Eléctricas que son acreedoras a CELs motivará una sobreoferta en el mercado y por ende, una caída de precios del 50-60% en un horizonte 2034».