Nuevo Gobierno de República Dominicana crea las bases para subastas de energías renovables

A poco de asumir, el flamante Ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, dio señales de su interés para profundizar el desarrollo de energías limpias en la isla.


El Ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, no dudó en plantear cuál será su agenda de cara a la gestión de Gobierno que acaba de iniciar.

“Vamos a promover inmediatamente la actualización de la Ley 57-07 y su reglamento que se refiere al incentivo en inversión de fuentes renovables para la producción de energía e incorporar en esa ley la nueva situación», anticipó el Ministro Almonte.

Y explica que «la ley vigente es del 2007 y si hay un ámbito que ha evolucionado mucho en el mundo, en términos de precio, de costos y de eficiencia tecnológica son los proyectos relacionados con la oferta renovable, eólica, solar y biomasa”.

La clave, explica, se enofoca en impulsar proyectos de inversión para el fortalecimiento de las redes de transmisión y las subestaciones correspondientes.

“Porque si usted no tiene una sólida red de transmisión, entonces usted va a tener limitaciones en cuanto a la inversión de las energías renovables y también va a tener dificultades en cuanto a la calidad y continuidad del servicio eléctrico que tiene que evacuarse toda la energía desde la costa Este y Sur del país hacia toda la isla”, expresó.

Insistió en que desde la gestión del presidente Abinader “vamos a facilitar las inversiones que quiera hacer el sector privado en proyectos, que ya se está hablando de gas natural para la expansión de la generación, en razón de que, aunque hoy digamos tenemos una cantidad de megavatios que podrían satisfacer la demanda».

En esta línea, agregó que «nosotros primero queremos seguir abaratando los costos de generación y en segundo lugar, tenemos que confiar en que el país recuperará su economía y esa recuperación económica significará un incremento de la demanda”.

Además, planteó que no se puede esperar que haya un déficit entre oferta y demanda de energía para empezar a construir plantas.

“El Estado no va a invertir en construcción de plantas. El gobierno de Luis Abinader no va a invertir en una Punta Catalina tres o dos, pero sí vamos a invertir esfuerzo en la promoción y facilitar a los inversionistas privados nacionales y extranjeros que quieran construir facilidades eléctricas en el país, que le de fortaleza a la generación y por consecuencia garantice la calidad y abundancia del servicio eléctrico”, concluyó.

Tres últimos contratos

En junio, la Comisión Nacional de Energía firmó nuevos contratos de concesión para la instalación en República Dominicana de parques generadores de energías renovable, entre estos con las empresas Bayasol, en Matanza Baní, StreamLine, en San Pedro de Macorís y una modificación al contrato de concesión de la empresa WCG Energy, en Mata de Palma Guerra.

La firma del contrato con la empresa “Parque Eólico Beata SRL”, define el desarrollo del proyecto Parque Solar Bayahonda (Bayasol), en Matanzas, Baní, provincia Peravia, mediante el cual el Gobierno dominicano, a través de la Comisión Nacional de Energía (CNE), otorga la concesión definitiva para su construcción.

La planta fotovoltaica Bayasol tendrá una capacidad nominal de 50MW y hasta 63.65MW a partir de fuentes primarias renovables. El proyecto se levanta con una inversión de unos 60 millones de dólares, según informaron los ejecutivos. Contará con un promedio de 59,936 paneles solares con capacidad de 390 vatios pico por cada panel.

El Parque Solar Bayahonda (Bayasol) se suma a los activos de AES Dominicana en el marco de la estrategia que desarrolla de crecer incorporando energías renovables a su portafolio.

Otro de los contratos de concesión firmados por la CNE se corresponde con la empresa Streamline Integrated Energy Corp. (SIE) con el que se autoriza la construcción de una planta de valorización energética que utilizará como insumos una hibridación de residuos sólidos urbanos y gas para la generación de electricidad, planta que se instalará en San Pedro de Macorís, pudiendo procesar RSU desde cualquier punto del país.

La empresa generadora de electricidad a partir de RSU tendrá una capacidad de 50 MW, por lo que se estima con esta tecnología se podrán mitigar los efectos negativos de los RSU, al tiempo que realiza un aporte a la salud y al sistema eléctrico nacional.

De igual manera, fue firmado un contrato con la empresa WCG ENERGY con el que se modifica el contrato de concesión definitiva suscrito con dicha empresa, con lo cual se le autoriza a la construcción de una línea de transmisión de 69Kv que facilitará la inyección de la energía que produce en su parque solar ubicado en Mata de Palma, Guerra.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019