Según Federico Yonar, profesional de Normalización de IRAM, la instancia de Discusión Pública (DP) que se había pautado para determinar ciertos criterios a tener en cuenta en los equipos, “ha sido superada con éxito”. “Se han formulado observaciones de forma que hacen a una mejor interpretación de las IRAM, se han remitido comentarios alentadores para su rápida puesta en vigencia, y una aceptación positiva por el mercado solar térmico pues el estudio incluyo de manera integral a los diferentes actores involucrados en el rubro”, resume el especialista en diálogo con energiaestrategica.com.

Ahora, como etapa siguiente, quedará poner en consideración lo trabajado ante los miembros de la Comisión de Energía Solar Térmica del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) para realizar una lectura general contemplando las observaciones que surgieron durante la Discusión Pública. Además se seleccionará a un experto técnico que acompañe al Coordinador del IRAM al Comité General de Normas (CGN).

En tal Comité se realiza un análisis de las IRAM haciendo énfasis en la aplicación de las reglas del arte de la normalización, la interpretación y aplicación de los requisitos cuantitativos junto con sus métodos de ensayos asociados. El CGN informa al Coordinador del IRAM y al experto técnico la fecha de la convocatoria del tratamiento de las IRAM para su posterior aprobación.

En efecto, “las IRAM 210002-1 e IRAM 210004 serán puestas en vigencia a fines de septiembre y serán informadas a los miembros del IRAM, Universidades, Centros Tecnológicos, sitio web del IRAM y medios de difusión especializados en el tema”, asegura el experto.

Breve resumen de las normativas que entrarán en vigencia

Según explica Yonar, la IRAM 210002-1 establece los métodos de ensayo y procedimientos de cálculo para determinar el rendimiento térmico de los colectores solares para el calentamiento de líquidos.

Por su parte, la IRAM 210004, establece los métodos de ensayo exteriores para la caracterización y predicción del rendimiento anual de los sistemas solares, excluyendo los sistemas solares de calentamiento de agua sanitaria que disponen de un refuerzo auxiliar, tal como una resistencia eléctrica incorporada al termo tanque para cuando no se disponga de la radiación solar mínima para abastecer el consumo de agua caliente.

Ambas normas reflejan las prácticas reales de ensayos de acuerdo a la disponibilidad de la tecnología de instrumentos accesibles en el país. Esto permite poder obtener datos de rendimiento que pueden ser cotejados y comparados por diferentes laboratorios, es decir, las dispersiones en los resultados del rendimiento van a estar respaldas por el cumplimiento de las IRAM.

Por otra parte, y con la finalidad de brindar aún mayor confiabilidad de los colectores solares que se encuentran disponibles en el mercado, se continúa avanzando en la actualización de la “IRAM 210007: Métodos de ensayos para validar los requisitos de durabilidad, fiabilidad y seguridad de los colectores solares”, contemplando los cambios que se vienen discutiendo e incorporando en las normas ISO aplicables.

IRAM internacional

A nivel regional, IRAM, como miembro de la Comisión Panamericana de Normas Técnicas (COPANT), sigue participando en la discusión del “Proyecto de norma COPANT 152-010: Eficiencia energética. Sistemas y equipamientos para calentamiento solar de agua. Especificaciones y etiquetado”.

En tal sentido, el Coordinador del IRAM va a asistir a la próxima reunión que se va a realizar en Bogotá, Colombia el día 31 de agosto y 01 de septiembre para llevar el mandato nacional que se consensuó en el ámbito de la Comisión de Energía Solar Térmica del IRAM.

La participación de Argentina en el foro regional, es de vital importancia, pues permite incorporar en el Proyecto COPANT 152-010 la impronta nacional en términos de radiación solar local y métodos de cálculos para la obtención de las categorías de las etiquetas”, destaca Yonar.

Asimismo, explica: “el tratamiento de tal proyecto en la reunión, va a ser la culminación del trabajo que se viene considerando en varias reuniones periódicas, y el cierre de la reunión indica (de no haber objeciones) la puesta en vigencia del Proyecto COPANT”. Cabe mencionar que, las normas COPANT aprobadas son de aplicación voluntaria y cada país puede adoptarlas (o no), incorporando los cambios necesarios como norma nacional.

A nivel internacional, IRAM es el representante de Argentina ante la International Organization for Standardization (ISO) y por medio de la Comisión de Energía Solar Térmica del IRAM puede emitir votaciones y opiniones de la postura nacional, para luego, ser enviadas al Comité Técnico de la ISO TC 180 – Solar energy. En continuo avance en actualizar las normas ISO vinculadas con los instrumentos de medición de la radiación, se creó en la ISO el TC 180 SC 1: Climate – Measurement and data para invitar a formar parte a los expertos de cada país, Argentina postulo dos expertos técnicos a tal fin.