Haciendo punta en el país, Neuquén busca empezar la transición el segmento de transporte hacia la movilidad eléctrica, en línea con lo que están promocionando los países desarrollados.

Días atrás, a través de la Ley 3212, que trata los aspectos fiscales también del segmento automotriz, se incluyó la comercialización de distintos rodados propulsados a energía eléctrica.

«Se invita a los municipios de la provincia del Neuquén a eximir del pago de la tasa de patentes a los vehículos eléctricos o alternativos», empuja la iniciativa a las distintas localidades, con el objetivo de seguir promocionando la transición tecnológica.

En concreto, la Ley establece: «Se establece que están exentas del impuesto sobre los ingresos brutos las ventas en comisión de autos, camionetas, utilitarios, motocicletas y vehículos no clasificados en otra parte, nuevos o usados, siempre que se trate de vehículos eléctricos o alternativos».