Desde hace 5 años la la Agencia de Inversiones (ADI) de Neuquén está trabajando en la planificación de proyectos de energías renovables.

A la fecha, su cartera suma casi 1000 megavatios a partir de cuatro tecnologías: la eólica, la fotovoltaica, la geotermia y minihidroeléctrica.

Como promotor y comercializador de estos proyectos, la ADI-NQN ha realizado las mediciones y ha comandado procesos de vinculación de distintas empresas con los mismos.

En base a sus evaluaciones, autoridades definieron que, mientras que no se resuelva la expansión de las grandes lineas de transmisión que atraviesan la provincia, el ADI buscará abastecer de energía renovable a los propios consumidores de la provincia impulsando pequeños proyectos de generación.

Durante un panel moderado por Gastón Fenés en el ciclo de seminarios provinciales organizados por la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), José Brillo, presidente de la ADI de Neuquén, destacó su interés en llevar a cabo convocatorias propias para este tipo de emprendimientos.

“Estamos diseñando ‘MATERcitos’ –denominación que hace referencia a un esquema similar, pero más pequeño, que el Mercado a Término de Energía Eléctrica de Fuente Renovable (MATER)–. El cual, tendrá que ver inicialmente con organismos públicos”, precisó el titular del ADI.

Según Brillo, han firmado con la Justicia provincial un acuerdo para poder abastecer de energía renovable a sus edificios en distintos lugares de la provincia –como Neuquén, Cutral Có o Chos Malal– que deben estar requiriendo lo generado por unos 2 o 3 MW, lo que daría lugar al ADI para poder abastecerlos desde los proyectos que ya desarrollaron.

Aquel sería sólo el comienzo. También el ADI tendría intenciones de cubrir el consumo total o parcial de paseos y bodegas en la provincia, como así también, puntualmente abastecer al Centro de convenciones del aeropuerto de Neuquén, Consorcios de riego y más. 

El presidente del ADI Neuquén adelantó que en tecnología fotovoltaica puntualmente están procurando buscar ofertas de equipamiento para una planta solar en Chos Malal que podría alcanzar entre 3 a 5 MW. Se trataría del Parque Solar Fotovoltaico Los Alamitos. En este proyecto, ya tendrían asegurada la compra de la energía por la provincia.

Neuquén busca socio para un proyecto fotovoltaico de hasta 5MW que abastecería las dependencias judiciales

“Los Alamitos es un proyecto que podemos desarrollarlo con esfuerzo propio o con alguna empresa. Por eso, también hablamos de incorporar algún socio para desarrollarlo”, agregó el presidente del ADI.

Lo mismo podría suceder con su proyecto hidroeléctrico «Nahueve» que tendrá una capacidad de 4,6 MW.  Para la cual, ya han aprobado junto a IRENA el contrato que los une al Fondo de Abu Dhabi para apoyar su construcción. No obstante, todavía quedan desafíos.

“Aún tenemos que buscar a quién abastecer. Pero, hasta tanto, Nahueve ya fue inscripto en el Registro Nacional de Proyectos de Energías Renovables (RENPER)”, aseguró Brillo.

Por su parte, la geotermia sería una de las alternativas de generación más grandes con las que podría contar Neuquén. Y por ello, la provincia buscaría afianzar la exploración y factibilidad de proyectos de esta tecnología en esta zona.

Sobre esta tecnología, José Brillo advirtió: “Domuyo tienen la posibilidad de desarrollar una central de 90 MW o 100 MW pudiéndose convertir en una de las más importantes del país. Hoy, una central a partir de vapores endógenos de 5 MW ya sería posible”.

Según adelantó José Brillo, estos y otros proyectos en cartera del ADI, podrían financiarse a través del Banco de la provincia de Neuquén, que tiene una partida para energías renovables.

Neuquén habilita construcción de central hidroeléctrica «Nahueve» mientras inaugura parque eólico Vientos Neuquinos

En lo que respecta a eólica, el potencial también sería enorme en Neuquén. No obstante, aquí vuelve a aparecer el tema de la disponibilidad de redes como un problema para continuar el desarrollo de proyectos.

“Hicimos los estudios del proyecto Vientos Neuquinos que fue adjudicado en MATER y que hoy, en manos de AES corporation, ya tiene la mitad de los aerogeneradores funcionando cerca de Picún Leufú», consideró el titular del ADI-NQN.

En el caso de otros proyectos que aún no inician su construcción, se calcula que “unos 2500 MW estarían actuando como proyectos tapón, que impedirían que se puedan llevar adelante otros proyectos”.