A casi un año de la sanción de la Ley de Generación Distribuida mediante fuentes de energías renovables (N° 3.006), funcionarios y técnicos de la Provincia de Neuquén trabajan en su implementación.

“A diferencias de otras provincias, en Neuquén estamos dando un debate con los municipios para la aplicación de la Ley, cuestión que exige la propia Ley”, cuenta a Energía Estratégica Francisco Zambón, Presidente del Directorio del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN).

El EPEN, junto a funcionarios del Ministerio de Energía, Servicios Públicos y Recursos Naturales, autoridad de aplicación de la norma, está liderando estas reuniones de debate que incluyen a representantes de los diferentes distritos, sobre todo a las cooperativas eléctricas que operan allí.

“Ya tenemos un borrador de la reglamentación que estamos poniendo a consideración de la autoridad de aplicación”, revela Zambón.

Consultado sobre una estimación en la implementación de la norma, el funcionario considera que durante el próximo semestre del año los usuarios residenciales, industriales y/o comerciales ya podrán estar inyectando energía limpia a la red bajo este paraguas legal.

No obstante, en estos momentos la Provincia continúa trabajando en cuestiones técnicas de inyección a red. Paralelamente también analiza la aplicación de los incentivos previstos en la letra fría de la Ley, la cual deben convertir en realidad.

Lea también: “Neuquén aprueba la generación distribuida con energías renovables”

En cuanto a la conexión, la norma fija que los usuarios podrán instalar un tope de potencia de hasta 300 kW, y destaca que podrán compensar hasta el 100 por ciento de la energía consumida, vendiendo su excedente.

Para ello, precisa Zambón, están planificando dos tipos de programas: “uno abreviado de incorporación, que son para instalaciones menores a 10 kW (domiciliarias); y otro más exhaustivo en cuanto a lo técnico, para la instalaciones mayores (a partir de los 10 kW para inmuebles como PyMEs)”.

“Estamos trabajando sobre un procedimiento técnico más sencillo para instalaciones menores (en baja tensión) y otro más complejo para las de mayor potencia (que pueden ser de media tensión)”, remarca el funcionario.

Es importante destacar que el EPEN ya goza de la experiencia de 2 proyectos pilotos funcionando con paneles solares fotovoltaicos: uno ubicado en El Chañar y el otro en San Martín de los Andes. “Hace más de 2 años que están inyectando energía limpia a la red; los venimos monitoreando y la verdad que funcionan muy bien”, resalta Zambón.

La billetera de la Ley

En lo que respecta a incentivos, funcionarios del Ministerio de Economía de Neuquén y autoridades del Banco Provincia están trabajando en la estructuración de una línea de crédito especial para compras de equipos de energías renovables. Asimismo se discute un mecanismo de tarifas diferenciales para incentivar conexiones al sistema eléctrico. Ambos aspectos están fijados en la Ley 3.006.

Cuenta Zambón que sobre todo está en eje de debate el modo en que se aplicará la tarifa de incentivos. Se sabe que será durante un plazo concreto con vistas a que el usuario amortice la inversión inicial en la compra de su fuente renovable. Luego es probable que se adopte un modelo de tipo net billing, que compense la energía que el usuario consume con la que genera.