La emisión de gases de efecto invernadero es uno de los puntos a atacar para afrontar el cambio climático. Por ello, la cumbre del T20 llamó a los gobiernos a trabajar sobre políticas públicas que impulsen energías renovables. 

El Comunicado final del T20 Argentina 2018 incluyó entre las propuestas entregadas el día de ayer al Presidente Mauricio Macri: “Implementar reformas fiscales verdes integrales para estimular el desarrollo y la utilización de energías más limpias”.  Los países miembros del G20 deberán tomar nota. 

Primeramente, para poder llevar acabo esa propuesta, el comunicado advierte que “los responsables políticos deben garantizar que las condiciones políticas y macroeconómicas generales sean favorables para las reformas fiscales verdes”. 

A partir de allí, los gobiernos deberán: 

  • Desarrollar planes integrales de reforma que identifiquen sinergias y compensaciones con otras áreas de políticas e incluyan todos los organismos gubernamentales relevantes;
  • Diseñar esquemas de compensación que protejan a los hogares de bajos ingresos de los impactos de las reformas;
  • Promover la transparencia y la participación de las partes interesadas (incluidas las mujeres).

Aquellas consideraciones fueron además abordadas en la primera sesión plenaria de la cumbre, denominada “Acción climática e infraestructura para el desarrollo”. Allí, cinco lideres pensadores indicaron sobre qué acciones concretas pueden avanzar los distintos países.

Naoyuki Yoshino: “Hay que aumentar el indice de retorno de proyectos renovables”

El director ejecutivo de Asian Development Bank Institute (ADBI), Naoyuki Yoshino y referente para la próxima Cumbre que se llevará a cabo en Japón el año que viene, fue la eminencia que más se pronunció respecto a generación renovable. 

Su análisis se centro en 3 aspectos a desarrollar:

1- Importancia de la innovación y avance/progreso tecnológico: 

en varios países se hizo mucho para incorporar nuevas tecnologías. El progreso a hecho posible orientar el uso de energía para preservación del ambiente y aprovechamiento de recursos renovables mejorando el acceso y el suministro energético. 

2- Incrementar el indice de retorno de la energía verde y renovable: estas solo dependen de los cargos cobrados al usuario. Los cargos eléctricos son mantenidos y resultan inferiores al costo de producir energía renovable. Tenemos que aumentar el indice de retorno de los proyectos renovables y eso tiene que volver en inversiones a la infraestructura de red para afrontar el crecimiento de la demanda y porqué no de nuevas ofertas renovables. 

3- Impuestos a los gases de efecto invernadero y llevados a impulsar el sector renovable: se pueden aumentar los ingresos a proyectos de generación limpia a través de los impuestos a producción de térmicas y puntualmente pueden usarse para acelerar proyectos de energías renovables.

Yoshino acompañó su reflexión con las propuestas del Comunicado final del T20 que indican que existe una necesidad de implementar políticas públicas que estén dirigidas a las energías más limpias. Principalmente él se refirió a acciones concretas para aumentar el indice de retorno de proyectos renovables. 

En este sentido, destacó la importancia de trabajar mecanismos de financiamiento disponibles, en “traer” otros impuestos para que hayan mayores retornos en proyectos de energías renovables, invertir en más infraestructura de red, desarrollar el mercado de bonos o títulos de ingresos y traer equity a esos proyectos.  

Finalmente sugirió asociaciones publico privadas para proyectos de generación grandes y trajo a consideración un modelo aplicable en la región asiática donde miembros de comunidades forman asociaciones privadas comunales a las que aportan cierta cantidad de dinero al año para el desarrollo de pequeños parques renovables que los beneficiarían.

Amar Bhattacharya: “Los combustibles fósiles ya no se necesitan”

“Para acelerar el cambio y ajustar la transición hay que motivar 5 sistemas: energía, ciudades, uso de alimentos y tierra, agua e industria”, introdujo Amar Bhattacharya, investigador principal del Programa de Economía Global y Desarrollo de The Brookings Institution.

Como referente de finanzas y vínculos entre el clima y el desarrollo, Bhattacharya avanzó sobre consideraciones sobre el sector energético, afirmando que con apoyo de los estados es posible prescindir del carbón en un escenario global que preserve recursos naturales. 

“Hay que reconocer los riesgos y costos del viejo modelo (…) Precisamos energías diferentes. Los combustibles fósiles ya no se necesitan”, enfatizó el investigador.  

María Eugenia Di Paola: “Son necesarias estrategias a largo plazo” 

La coordinadora de medioambiental y desarrollo sustentable del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDP), compartió las principales consideraciones que realizó su equipo tras una investigación sobre gases de efecto invernadero.

“Son importantes las estrategias a largo plazo para acelerar la acción climática, fortalecer la resiliencia y el crecimiento inclusivo”, destacó como principal conclusión al respecto Di Paola. 

El informe final, que pronto estará disponible (según informaron asistentes del Programa a Energía Estratégica), realza el rol de los actores no estatales y estatales para luchar con el cambio climático.

“Los gobiernos tienen que estar involucrados en la implementación de energías renovables y deben combinar, en principio, esfuerzos entre nación, provincias y los municipios”.

La experta agregó que será primordial que el sector público junto con actores no estatales participen en el proceso de diseño, implementación y actualización de NDC. 

Lanfranchi y Beier: infraestructura resiliente en cooperación internacional 

“La infraestructura para el desarrollo es una de las prioridades para Argentina”, indicó Gabriel Lanfranchi, Director del Programa Ciudades del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC).

Esta reflexión aplicaría para toda Latinoamérica. El referente de CIPPEC señaló que un nuevo paradigma urbano incorpora el concepto de infraestructura resiliente y el desarrollo de proyectos transfronterizos. Esto podría apuntalar la cooperación internacional para la construcción de nueva infraestructura de red eléctrica que comunique a los países de la región.

En tanto, Christoph Beier, Vicepresidente del Consejo de Administración del GIZ (German Corporation for International Cooperation), señaló que existe una brecha muy identificable entre lo que de debe que hacer y lo que se está haciendo, e indicó 2 razones a las cuáles esto se podría deber: 

1- Falta un sistema coherente para identificar el rumbo a seguir para estar en el terreno seguro. Hay herramientas standard para fomentar infraestructura, pero se necesitan consensos más precisos.   

2-En los territorios más débiles es donde existen requerimientos mas grandes de infraestructuras.

El llamado de atención que transmitió el Dr. Beier fue para la comunidad toda, sin embargo los líderes globales tienen la responsabilidad de no ignorar a los países más vulnerables y deberán trabajar sobre políticas que fomenten la infraestructura y la resiliencia de todos los sistemas. 

Finalmente, se dirigió tanto a actores públicos como no estatales: “no hay que subestimar los problemas que van a aparecer. Debemos actuar ahora”.