Nanik Singh Castillero: “América Latina y el Caribe no deben sumarse al delirio del gas natural”

El presidente de Potencia Verde S.A. y de la Comisión de Energía y Agua del Sindicato de Industriales de Panamá (SIP), brindó una entrevista a Energía Estratégica en la que advirtió que el gas está ganando terreno entre gobiernos de la región y eso iría en el sentido contrario a la necesidad de una mayor penetración de energías renovables.


Durante la COP26, la iniciativa de la eliminación del carbón en las matrices energéticas parecía que iba a acordarse por todos los países miembro de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Sin embargo, a último momento fue reemplazada por la propuesta de «reducción progresiva» del carbón que finalmente se aceptó como parte del Pacto Climático de Glasgow.

Así también ocurrió con la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles que se terminó sustituyendo por subsidios «ineficientes» a los combustibles fósiles.

A partir de allí, un gran interrogante que sigue resonando es cómo impactará a los objetivos de mitigación y adaptación esos cambios en la ambición climática. ¿Fue un retroceso?

Energía Estratégica dialogó al respecto con Nanik Singh Castillero, presidente de Potencia Verde, quien analizó cómo usar los términos incorrectos ya están costando caro al planeta.

Desde su opinión, ¿América Latina y el Caribe supo alinearse a los acuerdos alcanzados en la COP26?

No aún. Necesitamos que las declaraciones y metas que se propongan los países tengan medidas claras y concisas de implementarse en cada uno de los mercados. En el sector, estas medidas deberían ir todas en la dirección a lograr una transformación energética incorporando más energías renovables.

Algunos países de la región ya han anunciado su fin al carbón y lo vemos materializado en el cierre o transformación de centrales de estas tecnologías. Pero qué hay con el resto y porqué no vemos lo mismo frente al petróleo y el gas.

Tras la COP26, la iniciativa RELAC -donde están representados 15 países de América Latina y el Caribe- publicó una Resolución Ministerial con prioridades clave para el sector energético y donde acordaron fomentar la participación de las energías renovables, ¿qué análisis realiza?

El listado de compromisos que plasmaron los ministros de energía de la región tienen componentes positivos, pero lamentablemente aún son declaraciones que están ligadas solo a buenas intenciones pero no a compromisos claros de cada uno de los gobiernos.

Allí, se propone al gas como combustible de transición pero con la salvedad de que este garantice su desarrollo de manera sustentable, ¿qué opinión le merece?

Desde mi opinión el término ya es errado. No deberíamos hablar de transición o transiciones sino de transformación del sector energético. La región tiene unos recursos renovables envidiables que no deberían ser relegados para seguir haciendo uso de combustibles fósiles caros y contaminantes.

América Latina y el Caribe no debe sumarse al delirio del gas natural porque sería condicionarse a la variabilidad de los costos de estos combustibles y contaminar cuando hoy existen soluciones sostenibles desde el punto de vista económico, social y ambiental como las energías eólica y solar.

¿Sería preciso entonces ver medidas concretas como subastas donde las energías renovables demuestren su competitividad?

Hay varios países que tienen la certeza de cuál será el escenario de aumento de demanda y en base a este planificar licitaciones. La clave para su éxito será que estas sean diseñadas acorde al contexto actual.

Por ejemplo, Panamá tuvo una convocatoria de corto plazo recientemente, pero para mi fue fallida porque se contrató solo el 30% del requerimiento. Si me preguntas los motivos, creo que fue así porque no contó con un esquema actualizado de licitaciones en base a las posibilidades que existen en el mercado.

Sumado al 70% que quedaría pendiente, Panamá se verá complicado porque la planta a gas que debiera entrar prontamente, se presume como atrasada nuevamente porque pidieron una extensión del plazo de inicio de operación comercial. Con lo cual, sí o sí se deberá convocar a una nueva licitación haciendo el doble de esfuerzo.

Aún no se aterrizan las ideas en medidas políticas como licitaciones que permitan incorporar más renovables por períodos más largos y no a tiros cortos como se está haciendo en Panamá.

En tal sentido, ¿las rutas de hidrógeno que empiezan a trazarse en distintos mercados de la región están siendo diseñadas para impulsar combustibles sostenibles con renovables o también con gas?

Veo cómo varias empresas fósiles están aprovechando la coyuntura del hidrógeno e incluso lo intentan enmascarar como hidrógeno verde para al final impulsar proyectos que puedan terminar como hidrógeno azul y perpetuar su participación en el mercado.

No hay que equivocarse. Los países de América Latina y el Caribe somos pequeños frente al mundo, pero tenemos un gran poder para poder cambiar las cosas. En la medida en que nosotros sigamos permitiendo que estas empresas fósiles -que ya fueron desplazadas de otros mercados- sigan penetrando en nuestro mix energético, estamos retrasando la transformación mundial hacia energías renovables.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019