Bajo el lema “Bioenergía: Córdoba y el Centro del País, agenda y compromiso para el desarrollo y la sostenibilidad”, se llevó a cabo hoy, en el salón Regino Maders de la Legislatura provincial, un encuentro en el que disertaron especialistas y del que participaron autoridades provinciales, legislativas, intendentes y jefes comunales.

El Gobierno de la Provincia de Córdoba, a través del Gabinete Productivo integrado por las carteras de Agricultura y Ganadería, de Ciencia y Tecnología y de Industria, Comercio y Minería, y el Poder Legislativo, convocó a los presentes con el objetivo de aunar voluntades para impulsar en todo el territorio provincial el desarrollo de la bioenergía.

Estuvieron presentes el vicegobernador a cargo del Ejecutivo, Martín Llaryora, los ministros Sergio Busso y Roberto Avalle, las principales autoridades del Poder Legislativo, intendentes y jefes comunales, representantes del Banco de Córdoba, dirigentes de entidades y organismos como la Comisión de Enlace Agropecuaria, el Grupo de los Seis y la Comunidad Agroalimentaria, entre otros.

La jornada

Luego de las introducciones de las principales autoridades, y ante unas 150 personas y numerosos medios de prensa que colmaron el salón, en primer término realizó una presentación la investigadora de la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina (FADA), Nicolle Pisan, quien destacó las ventajas comparativas y competitivas que posee Córdoba para ser referente nacional de la producción de bioenergía.

Seguidamente, Eduardo Martelotto, director regional del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en Córdoba, manifestó que “desde INTA estamos trabajando en investigación para poder impulsar nuevos productos biomásicos que mejoren la diversidad productiva de los establecimientos”. Y agregó: “Sin embargo, es indispensable que el desarrollo de nuevas energías se realice desde sistemas de producción eficientes”.

A continuación, el presidente de la Cámara de la Industria Eléctrica de Córdoba, Atilio Gelfo, advirtió por la necesidad de “hacer del uso eficiente de la energía una variante competitiva en cada mercado”, resumiendo el eje principal de su desarrollo.

A su turno, el secretario de Energía del Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Luis Giovine, detalló los alcances y las características de la Ley Nacional de Energías Renovables 27.191 y su Decreto Reglamentario 531/16.

Por último, el periodista especializado en temáticas productivas y agroindustriales, Héctor Huergo, le dio forma a una presentación en la cual se brindaron los principales argumentos económicos y ambientales para impulsar la bioenergía. “Córdoba puede ofrecerle al país la oportunidad de reinsertarse en el mundo desde la producción de la bioenergía”, precisó.

El documento

La finalidad del encuentro fue la redacción y firma de un documento en el que se pusiera de relieve las potencialidades que la provincia de Córdoba y el centro del país posee para la generación de bioenergía, no solo a partir del procesamiento del maíz, sino también a partir de la utilización de efluentes de criaderos de animales o de residuos. El mismo será la base de la posterior resolución que emitirá el Poder Legislativo.

Las ventajas que trae aparejada la generación de bioenergía son múltiples: agregado de valor, puestos de trabajo, reducción de gases de efecto invernadero, mayor rentabilidad a diversos sectores y la ampliación de la matriz energética.

El contenido completo del documento es el siguiente:

Bioenergía: Córdoba y el centro del país, agenda y compromiso para el desarrollo y la sostenibilidad

Hoy nos reunimos para expresar que, más allá de las problemáticas que día a día nos toca abordar, hay cuestiones de mediano y largo plazo que también son importantes en nuestra agenda, en la construcción entre lo público y lo privado a través de una visión compartida.

La bioenergía para la provincia de Córdoba, para el país y para el mundo, es una realidad en ciernes, es una oportunidad, y es una obligación.

Porque desde lo ambiental, lo social y lo económico, son múltiples y variadas las motivaciones para impulsar la generación de energía en base a biomasa agropecuaria:

-La industrialización y el agregado de valor a materias primas/insumos (cultivos tradicionales como soja, maíz y sorgo, producciones forestales y efluentes de criaderos de animales), disponibles en cantidad suficiente y calidad adecuada en la provincia de Córdoba y las jurisdicciones que ocupan geográficamente el centro del país y la región pampeana.

-La creación de puestos de trabajo de calidad y, por ende, la retención de familias y fundamentalmente jóvenes en los pueblos del interior. Esto es más arraigo territorial, más diversificación, más beneficios sociales.

-El impulso a los centros educativos para el desarrollo de ofertas pedagógicas y formativas acordes a las necesidades y tiempos de estas nuevas industrias.

-La ampliación de la matriz energética de Córdoba y/o la sustitución de otros combustibles provenientes de recursos no renovables.

-El fomento al desarrollo regional, a través del impulso de la actividad económica, reflejado en parte en una fuerte interacción entre una multiplicidad de diversos actores de la comunidad.

-La configuración de una nueva demanda y el incentivo a la siembra de cultivos que contribuyen a la sustentabilidad del sistema productivo, promoviendo la rotación de cultivos, el cuidado de los recursos naturales, la conservación de suelos y el uso eficiente del agua incrementando el uso de gramíneas.

-La contribución a la reducción de gases de efecto invernadero, causantes del fenómeno de cambio climático.

-La generación local de energía optimizando la distribución, favoreciendo el autoconsumo o la sustentabilidad energética regional.

-La transformación de pasivos ambientales en activos energéticos.

-La creación de capital físico productivo mediante la inversión, con la consecuente acumulación de maquinaria y equipo, junto a su know-how, aportando al progreso tecnológico y promoviendo el aprendizaje y el incremento en la calificación del personal.

-La generación de oportunidades para la realización de inversiones productivistas genuinas, en reemplazo de las inversiones rentistas tradicionales. Esto incrementa las posibilidades del productor a través de actividades que le permitan colocar la producción con agregado de valor.

-El acompañamiento a las acciones del Estado Provincial en relación al cuidado de los recursos naturales, con producciones agrícolas sustentables, propiciando las políticas ambientales y energéticas.

-El incremento del aporte de los productores, industriales y demás actores a las finanzas públicas nacionales, provinciales y locales.

-La posibilidad de aplicar modelos asociativos entre los productores de las diversas regiones, con el fin de alcanzar escalas óptimas para la actividad, siendo la diversidad de opiniones y visiones una ventaja estratégica.

Por todo esto, proponemos:

-Solicitar al Gobierno Nacional que el desarrollo de la bioenergía en Córdoba y la zona central del país se ubique como tema impostergable en la agenda de la cartera de Agroindustria.

-Apoyar todas las iniciativas para el crecimiento de un sector bioenergético dinámico y al mismo tiempo sostenible y socialmente responsable, ya que resulta indispensable para el desarrollo, disminuyendo los riesgos y el impacto medioambiental.

-La toma y ejecución de medidas generales tendientes a incentivar, apuntalar y diversificar el desarrollo de la bioenergía.

-La coordinación entre los distintos estamentos del Estado (Nación-Provincias-Municipios) y su articulación con el sector privado para el fomento de inversiones en este sector.

-Que los distintos estamentos del Estado actúen como facilitadores en el proceso de creación de proyectos bioenergéticos, poniendo en funcionamiento incentivos financieros, agilizando trámites y conectando voluntades.

-Que el Estado Nacional garantice un marco jurídico estable, ya que la incertidumbre regulatoria es enemiga de las inversiones y los proyectos.

-Que el Estado Nacional elabore planes estratégicos para el desarrollo de la bioenergía.

-La difusión hacia toda la sociedad de las ventajas y múltiples beneficios que trae aparejado el desarrollo de la bioenergía. Utilizar de ejemplos casos exitosos para replicar.