A través de un comunicado de prensa, las asociaciones más representativas del rubro – ASOLMEX, AMDEE, COGENERA MÉXICO, AME, AMEXHIDRO- cuestionaron la medida aplicada recientemente por la Secretaría de Energía de México, dado que entienden afectaría las inversiones en energías renovables.

El sector de las energías renovables se puso en alerta con esta noticia, puesto que se vería comprometido el ingreso de nuevas fuentes de generación que estaban motivadas para dar cumplimiento a metas de transición energética del país.

Los gremios advierten que hay 260 proyectos de generación que se vieron afectados por la «Política de Confiabilidad, Seguridad, Continuidad y Calidad en el Sen», dispuesta por la Secretaría de Energía que conduce Rocío Nahle.

Puntualmente, alertan sobre el impacto de 56 emprendimientos que están en proceso de pruebas y construcción que representan 8.4 GW.

Y sobre 130 mil proyectos de generación distribuida que, con las nuevas señales del Gobierno, podrían truncarse.

Esto implica que se encuentran en riesgo 81,500 empleos y 44 mil millones e dólares de inversión.