En julio, legisladores de diversas fuerzas políticas llegaron a un acuerdo sobre las características que debe tener el proyecto de “Ley de Generación Renovable Distribuida”, luego de unificar en un solo texto propuestas que ya habían ingresado legisladores del comité de energía.

La iniciativa fue consensuada a lo largo del año por Juan Carlos Villalonga (Cambiemos), Luis Bardeggia (Frente Para la Victoria), Néstor Tomassi (Bloque Justicialista), Gustavo Bevilacqua, del bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina, y Jorge Taboada diputado de Chubut Somos Todos.

Se logró luego de ir aplicando cambios al borrador original. Por citar un ejemplo, se eliminó el cargo del 3% sobre la demanda que hubiese permitido financiar a los usuarios la compra de tecnología. Fue a raíz del reclamo de los grandes usuarios y sectores industriales.

Ahora, la idea es que en una audiencia otros actores brinden su punto de vista. “El texto unificado refleja el consenso llegado entre los distintos bloques. El objetivo en esta instancia es escuchar opiniones, fortalezas y debilidades, pero aquel que propone alguna modificación tiene que lograr el consenso para que pueda aplicarse”, explicó Juan Carlos Villalonga, Diputado por Cambiemos, uno de los autores principales.

Lea también: «Empresarios apoyan Ley de Generación Distribuida pero plantean mejoras al texto»

“Mi preocupación tiene que ver con que lleguemos a la instancia de consulta con las ideas prolijas y claras para que en todo en caso si hay sugerencia digna de ser incorporada pueda seducir a todos los bloques», expresó.

Y sostuvo que «de lo contrario no va a poder avanzar. No es inamovible pero si hay cambio tiene que ser en base a coincidencias”.

De hecho, por estos días cuenta estar organizando una ronda de consulta en conjunto con el Ministerio de Energía y Minería. “Nos están apoyando”, reconoce al Gobierno el legislador.

Medidor doble o bidireccional

Por estos días, el cambio más firme que se propone a la iniciativa tiene que ver con agregar la exigencia de cooperativas (FACE) y distribuidoras (ADEERA) de incorporar el doble medidor al usuario, para medir con precisión el uso de la red y su correspondiente canon (Valor Agregado de Distribución).

“Esto va a encarecer al usuario”, fundamenta Villaonga su preferencia por el medidor bidireccional, aunque sin negar el debate.

Lea también: «Doble medidor: la “sugerencia” de FACE y ADEERA a la Ley de Generación Distribuida»

“Quisiera que las posiciones estén bien clarificadas y no dispersas. Porque se afecta la confianza de los diputados. Hay que entender las prioridades. Me gustaría que surjan dos, tres o cuatro preocupaciones para poder concentrarnos y alcanzar consenso y soluciones”, concluyó Villaonga.