23 de agosto 2017

Multisectorial avanzó en la nueva ley de generación distribuida de energías renovables

Especialistas de distintos sectores del mundo energético se dieron cita el día de ayer en la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados para exponer observaciones sobre el proyecto de Ley de Generación Renovable Distribuida que está en proceso de avance. En la reunión de comisión  se escuchó a los referentes de […]


Especialistas de distintos sectores del mundo energético se dieron cita el día de ayer en la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados para exponer observaciones sobre el proyecto de Ley de Generación Renovable Distribuida que está en proceso de avance.

En la reunión de comisión  se escuchó a los referentes de la Federación Argentina de Cooperativas de Electricidad y Otros Servicios (FACE) , de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (ADEERA), de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), de la Alianza por la Energía Renovable de la Argentina (AERA) y del INTI, quienes sugirieron cambios pero en general respaldaron la iniciativa.

Las apreciaciones no fueron vinculantes pero podrían ser recogidas por asesores de legisladores que forman parte del comité de Energía. La reunión entre asesores está programada para mañana, y de acuerdo a los avances que allí surjan el proyecto podría obtener dictamen entre fines de este mes y principios de septiembre.

En diálogo con Energía Estratégica, Luís María Bardeggia, Diputado nacional del Frente para la Victoria y uno de los autores del proyecto de Ley, adelantó que una de las alternativas que se barajan es convocar a una reunión plenaria a las comisiones de Energía y Combustible y Presupuesto y Hacienda para que se dictamine en ambas.

Lea también: «El Congreso discutirá con privados el proyecto de ley de generación distribuida»

De darse esa maniobra, la propuesta estaría lista para agendarse entre los proyectos que se tratarán en el recinto de Diputados de este segundo semestre. “Ese sería un escenario ideal”, confía una asesora del legislador oficialista Juan Carlos Villalonga, otro de los impulsores de este proyecto de Ley.

Según Bardeggia, de primar la voluntad, la propuesta avanzaría rápidamente, sobre todo por el proceso de diálogo y consenso con el que fue concebido el texto de la Ley.

Cabe destacar que el proyecto de Ley (ver en línea) fue redactado entre Villalonga, Bardeggia y los legisladores Néstor Tomassi (Bloque Justicialista) y Jorge Taboada (Chubut Somos Todos), en conjunto con diferentes entidades del sector, luego de un largo proceso de discusión.

Sin embrago, aún persisten algunas diferencias. La más fuerte quizás –planteada durante la jornada de ayer-, es la que plantean la FACE junto con ADEERA.

Las entidades, que nuclean gran parte de cooperativas y distribuidoras de energía eléctrica del país, enfatizan la necesidad de que en el texto de la Ley debe quedar expresa la colocación de doble medidor en cada instalación de energía renovable a celebrarse bajo el paraguas de esta normativa.

Lea también: «Doble medidor: la “sugerencia” de FACE y ADEERA a la Ley de Generación Distribuida»

En caso contrario, advierten que la energía generada mediante una fuente limpia y aquella consumida no se contabilizará correctamente y quedará alterado el valor del VAD, cargo que corresponde a la recaudación de las compañías eléctricas por el uso de redes en concepto de servicios de operación, mantenimiento e inversiones-.

Según fuentes del sector, tanto FACE como ADEERA consideran que este punto es crucial a la hora de aplicar la Ley de Generación Renovable Distribuida, la cual una vez reglamentada habilitará a usuarios de todo el país la inyección de energía limpia a la red eléctrica.

1 Comentario

  1. Santiago Rigoni

    Si las distribuidoras están preocupadas por el VAD, sería interesante que a los usuarios residenciales se les empiece a cobrar por potencia. Con un solo medidor se puede registrar la potencia máxima consumida y con ella se sabe el uso de la red que le da ese usuario. La energía inyectada puede registrarse con medidores más económicos y así no encarecer la instalación sin sentido. Por lo que tengo entendido cada medidor de una distribuidora cuesta alrededor de los 600 dólares.
    Para que la generación distribuida funcione los instaladores deben dejar de querer obtener ganancias enormes por cada instalación. Desde mi empresa C Positivo tengo todos los costos y el Watt instalado no puede superar los 2 dólares lo cual es la mitad de lo que las empresas con trayectoria en el sector quieren cobrar.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com