Mulino nuevo presidente de Panamá: ¿Garantizará continuidad de políticas energéticas?

El delfín político del expresidente Ricardo Martinelli prometió un auge económico en el mercado panameño. Desde el sector renovable esperan un “amplio diálogo” para garantizar la inversión privada y el desarrollo sostenible.

“Hoy, digo frente a ustedes y toda la nación que tengan confianza, que las soluciones comenzarán muy pronto dentro de nuestras propuestas, nuestro plan de gobierno y de todas las gestiones que haré con empresas privadas nacionales e internacionales para arrancar el dínamo de la economía nuevamente”, declaró José Raúl Mulino, presidente electo de la República de Panamá para el periodo 2024-2029.

Tras imponerse con la mayoría de los votos en las elecciones generales de Panamá, el candidato del partido Realizando Metas (RM) y persona de confianza del expresidente Ricardo Martinelli fundador del espacio político de derecha, aseguró que durante su gestión impulsará un gobierno abierto al diálogo, proinversión y proempresa privada.

«A los demás presidentes y representantes de gremios y asociaciones los convocaré en los primeros días de mi gobierno para sentar las bases de una unidad nacional», exclamó Mulino en su sede de campaña al finalizar los comicios.

Sus declaraciones fueron bien recibidas por el sector privado, atento a la trayectoria del presidente electo no sólo en la función pública sino como abogado miembro de diversas organizaciones como la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (APEDE), la Asociación Panameña de Derecho Marítimo (APADEMAR) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP).

En el ámbito de las energías renovables, Juan Andrés Navarro, presidente de la Cámara Panameña de Energía Solar (CAPES), valoró la apertura y búsqueda de consensos del nuevo mandatario para lograr un auge económico desde distintos sectores productivos, entre ellos el solar:

«La Cámara Solar espera un amplio diálogo y consulta por parte de las autoridades electas recientemente con el sector privado panameño, incluyendo a las empresas miembro de la Cámara Solar. Dicho diálogo será sumamente importante a fin de fijar un plan conjunto de acción para los primeros 100 días de gobierno, que garantice la inversión y el desarrollo del sector de energía solar y de energía limpia en Panamá», declaró Juan Andrés Navarro.

Habrá muchos temas por abordar. En el marco de la Agenda de Transición Energética, la Secretaría Nacional de Energía (SNE) de Panamá se encuentra comprometida con 242 líneas de acción, 61 objetivos y 30 metas de alto nivel. A partir de esta política se han impulsado medidas puntuales como la eliminación del impuesto selectivo al consumo para componentes de energía solar o la Licitación Pública Internacional (LPI) Nº ETESA 01-24 que promete 500 MW exclusivamente renovables, a las que se esperan que de continuidad.

«Las políticas estatales sobre la energía limpia se deben mantener en el nuevo gobierno, pues el desarrollo de la industria solar en Panamá hasta ahora no ha gozado de incentivos fiscales importantes: todo lo contrario, la industria solar en Panamá se ha desarrollado gracias a las fuerzas del mercado y a los precios competitivos de la energía solar versus otras tecnologías. Por lo anterior, en la Cámara Solar no prevemos cambios en la política estatal hacia las energías limpias, ni hacia la energía solar, ni la energía eólica, ni hacia las plantas hidro que ya están funcionando, pues todas generan energía a precios competitivos», consideró Navarro.

De allí es que la nueva autoridad, que iniciará su gobierno el 1 de julio próximo desde el Palacio de las Garzas, despierta expectativas para garantizar la continuidad de políticas energéticas e incluso potenciarlas en pos de aumentar la dinámica del sector privado.

«Las elecciones en Panamá dieron un giro político a la dirección del Estado, profundizando la democracia panameña y abriendo nuevamente la puerta a la inversión privada y al desarrollo sostenible», reafirmó el referente de CAPES.

De esta manera, la confianza por dar continuidad a las inversiones llega como un respiro para los actores del mercado que ya se han posicionado y nuevos jugadores que podrían ingresar. Y es que, José Raúl Mulino, presidente electo de la República de Panamá, aseguró que como abogado dará importancia y prioridad a la seguridad jurídica durante su gobierno haciendo énfasis también a que va a honrar los compromisos internacionales de Panamá, entre los que podría entrar el Acuerdo de Paris, por lo que desde la óptica de Juan Andrés Navarro esto dará estabilidad a los sectores financiero, eléctrico y energético.

1 Comentario

  1. Ing Eduardo PlatA R

    Enhorabuena garantizado todo lo energético de fuentes renovables, beneficio para el continente americano y resto del mundo Señor Presidente de Panama, José Rafael Mulino. Ahora mas que nunca, ante nuevos estilos de vida, todo lo
    energético en su matriz debe gradualmente debe sosteniblemente realizarse la Transición Energética. Gracias y muchos éxitos.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *