MSU Green Energy busca duplicar su capacidad renovable en Argentina en los próximos años

La compañía cuenta con aproximadamente 480 MW solares adjudicados entre la licitación RenMDI y el Mercado a Término, pero esperan comenzar a ejecutar un mayor número de proyectos de su portafolio entre 2024 y 2025.

MSU Green Energy, unidad de energías renovables del Grupo MSU, reveló que posee un amplio portafolio de proyectos que buscan llevar adelante en el transcurso de los próximos años y, de ese modo, ser uno de los grandes players del mercado renovable de Argentina. 

Tomás Darmandrail, corporate development manager de MSU, señaló que la compañía apunta a concretar los proyectos adjudicados en la licitación RenMDI y el Mercado a Término (MATER) y posteriormente aumentar su capacidad renovable instalada hasta alcanzar cerca de 1 GW.

“Es un pipeline ambicioso que queremos comenzar a ejecutar entre 2024 y 2025. Y si bien la historia renovable de MSU Green Energy inició con el desarrollo de algunos parques eólicos en Bahía Blanca, previo a lo hecho en el ámbito solar, esos proyectos no se concretaron y todavía están dentro del portfolio”, destacó durante un evento. 

Todo el portfolio de proyectos ya adjudicados de la compañía suman entre 480 y 490 MW de potencia fotovoltaica (cerca de 140 MW vía RenMDI y alrededor de 350 MW en MATER), que también esperan concretar a mediados o finales del próximo año y que demanda una inversión aproximada de USD 450.000.000. 

La compañía inició su camino renovable a finales de 2022 con el parque solar Las Lomas (32 MW) y actualmente está en plena construcción de la central fotovoltaica Pampa del Infierno (130 MW) en la provincia de Chaco, que será la tercera planta fotovoltaico más grande de Argentina en cuanto a capacidad instalada y la de mayor potencia en el Mercado a Término. 

“El PS Pampa del Infierno tendrá inicio de operación comercial en agosto, es decir que en sesenta días comenzaremos a inyectar energía en la red. Y por la escala, estamos conforme en cómo desarrollamos los proveedores de MSU”, manifestó Darmandrail.

Además, ya inició movimiento de suelo del tercer parque solar de MSU (Villa Ángela – 100 MW de potencia en Chaco) y desde la empresa vaticinaron que cuentan con un portfolio amplio de proyectos en las localidades de Castelli, Sáenz Peña, Charata y la provincia de Formosa. 

Mientras que el hito más reciente fue la adjudicación con prioridad de la planta solar Andalgalá (90 MW) en el llamado correspondiente al primer trimestre del 2024 del Mercado a Término; en este caso bajo el mecanismo de asignación Referencial “A” (curtailment de hasta 8% de la energía anual característica en las condiciones previstas de operación hasta que se ejecuten las obras de transporte que permitan evitar las limitaciones). 

“El MATER es lo que estuvo traccionando el sector en el último tiempo y la tendencia es que la industria irá hacia la transición energética ya que hay mucho espacio para que continúe incorporando renovables a su matriz”, apuntó el corporate development manager de MSU.

¿Por qué priorizaron la tecnología solar? 

A pesar de que MSU desarrolló centrales eólicas, tal como reconoció Darmandrail, el especialista remarcó que en el caso solar observan un mejor plazo de construcción de los parques fotovoltaicos. Hecho que “facilita el financiamiento y aliviana la carga de garantías que deben tener los proyectos porque entran en operación y generan flujo más rápidamente”. 

“Además, la modularidad de la tecnología solar, a nivel constructivo, representa una ventaja y por ello desde MSU nos enfocamos primero en la generación fotovoltaica”, agregó.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *