El director nacional de Promoción de Energías Renovables y Eficiencia Energética, Maximiliano Morrone, habló sobre el éxito que significan para el gobierno tanto el programa RenovAr como el MATER y la potencialidad que tiene la explotación del yacimiento de Vaca Muerta.

Lo hizo antes de las elecciones PASO, que dejó a Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos, a un paso de obtener la presidencia.

En función del análisis que realiza el Gobierno, las rondas 1-1.5 y 2 del RenovAr junto con el Mercado a Término  de Energías Renovables habrían generado aproximadamente 10 mil puestos de trabajo y conllevado inversiones actuales ya comprometidas por unos USD$7.200 millones. Este sería sólo el comienzo.

Se calcula alcanzar una totalidad de casi USD$ 10.000 millones que provendrán, además de los proyectos adjudicados en las ediciones antes mencionadas -y Resolución 202-, de los recientemente ganadores en ronda 3. Estos son 38 proyectos que se suman a los 141 que ya se encuentran en fase de construcción (94) o incluso de operación comercial (47). Pero esta no sería la única fuente de generación a la cual apostar.

“Argentina tiene una oportunidad única desde el punto de vista energético, porque tiene uno de los niveles más altos de viento y sol del mundo (…) A su vez, el país también tiene recursos hidrocarburíferos, como el gas natural no convencional, con el caso puntual de Vaca Muerta”.

Lejos de cualquier polémica, el funcionario evitó referirse de este tema como una competencia entre ambas fuentes de generación sino de estas como un complemento necesario del cual se puede valer el país para su crecimiento no sólo en energía.

“En cualquier matriz de desarrollo de renovables, el complemento con una fuente flexible como es el gas natural hace que sea la ecuación perfecta”.

“Previendo la potencialidad que tiene de explotación del yacimiento de Vaca Muerta la única posibilidad de que se desarrolle es con exportación. Esa exportación representa que cada metrocubico de gas que se ahorre gracias a las renovables va a representar una oportunidad para poder exportar”.

Con lo cual, la complementariedad que representarían ambas fuentes de energía podría llegar a ser un éxito, de acuerdo a Maximiliano Morrone.

Es preciso recordar que, de norte a sur, las condiciones de viento y sol para generación energética son óptimas. El director nacional de Promoción de Energías Renovables citó como ejemplo el 60% de factor de planta que alcanza hoy en Chubut el parque eólico Manantiales Behr. En solar, habló sobre Cauchari, que tendrá un factor por arriba del 30% cuando se inaugure allá por octubre o noviembre de este año.

Las declaraciones del funcionario –que fueron realizadas en Radio Con Vos 89.9, para el programa “Cosechas y Negocios” conducido por Santiago Spaltro y Lucas Villamil– además derivaron en temas como: los precios de las energías renovables, la industria nacional y ronda 4.

Respecto a los precios de Ronda 3, Morrone indicó como “una grata sorpresa” haber obtenido precios por debajo del techo fijado para esta la licitación.

“Teníamos la expectativa de que los precios estén rondando los USD $60, que fue el precio tope que decidimos establecer, inclusive fue un precio por debajo del precio del costo de la energía en Argentina”, aseguró.

Lea también “Renovables como política de Estado: empresarios, diputados y expertos reconocen que son las fuentes más competitivas y limpias”

Sobre la industria nacional, el director nacional de Promoción de Energías Renovables consideró que los incentivos que prevé el marco regulatorio fueron en gran medida responsables del crecimiento de fábricas en el país –entre ellas citó: cinco fabricas de torres para aerogeneradores, dos fabricas produciendo seguidores para las estructuras de montaje de los paneles solares y además otros fabricantes como ser de calderas, turbinas, etc–.

Habrían dos premisas que conllevarían al crecimiento de la industria para abastecer al sector energético renovable, según Maximiliano Morrone.

“Por un lado, aquellos proyectos que tienen componente nacional [y se presentan a licitación] tienen privilegio en el ranqueo. Por otro lado, además reciben un certificado fiscal del 20% aquellos parques que tengan componentes electromecánicos por arriba del 30% con industria nacional”.

“Esas dos variables hicieron que los dos principales líderes en fabricación y desarrollo de aerogeneradores se instalen en Argentina, y esa es la mayor demostración de que el mecanismo de promoción funciona”.

Finalmente, en referencia a la próxima licitación que se planea, recordó que se encuentran trabajando sobre el esquema arduamente, ya que la intención del Gobierno es lanzarla antes de fin de año.

“La Ronda 4 va más allá de las energías renovables, tiene también considerado lineas de transmisión, lo que hace que sea un instrumento distinto. Ojalá podamos antes de fin de año contar con esta licitación en la calle, que va a permitir obviamente seguir desarrollando las energías renovables pero a su vez continuar con el desarrollo de líneas de alta tensión importantes no sólo para el desarrollo de más generación sino también para lograr más calidad y dar seguridad al sistema”.