El Ministerio de Energía y Minería de la Nación, junto a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), estarán convocando a los adjudicatarios de los 11 proyectos de energías renovables que aún no han firmado sus respectivos contratos de abastecimiento (PPA, por sus siglas en inglés). La fecha límite será el día 29 del corriente mes.

Los involucrados son ganadores del certamen Ronda 1.5 del Programa RenovAr, que por diversos motivos aún no han celebrado sus respectivos contratos. Se trata de 4 emprendimientos de energía eólica y 7 de energía solares, los cuales totalizan una suma de 510 MW, sobre 2.423,5 MW adjudicados en todo el plan de gobierno.

Fuentes conocedoras de este proceso aseguran a Energía Estratégica que, previo a éstas rúbricas, se instrumentarán cambios en la Resolución Conjunta 123/2016 y 313/2016 de los Ministerios de Energía y Producción, publicada en julio del año pasado.

La disposición establece qué es considerado como componente nacional y qué no lo es, dentro de Programa RenovAr. Para determinarlo, fija un esquema sobre todas las tecnologías de energías renovables. El inconveniente es que la ecuación no reconoce a ninguna de las plantas fotovoltaicas locales como productoras de contenido nacional.

Actualmente existen 3 ensambladoras de paneles fotovoltaicos en el país. La intención del Gobierno nacional es reformar dicha resolución con el objeto de enmendar esta situación.

Lea también: “Pesos pesados del mercado eólico analizan sentar fábricas en Argentina”

Del mismo modo, una lógica similar comenzará a regir para el rubro eólico. El Gobierno espera que en un futuro próximo 5 empresas internacionales de gran porte instalen fábricas ensambladoras en el país.

Esta modificación podría contribuir a que este tipo de producción sea considerada como nacional con la promesa de una incorporación gradual de componentes fabricados en el país.

No obstante a ello, se desprende una gran incógnita sobre esta reforma a la Resolución Conjunta 123-313 que tiene que ver con si será retroactiva a los emprendimientos adjudicados en la Ronda 1.5.

En contacto con este portal, Margherita Salmaso, Presidente de LV-Energy, empresa nacional fabricante de paneles fotovoltaicos, valora la modificación de la disposición pero advierte que si aborda a los proyectos ya adjudicados podría haber polémica.

“Hubo proyectos –presentados en licitaciones pasadas- que fueron conservadores en su integración de componente nacional, cuando la componente nacional no estaba alcanzada en la Resolución, tal como fue publicada el año pasado”, señala y explica que por tal motivo la participación de LV-Energy quedó relegada en este plan licitatorio.

“Lo único que se configura como componente nacional, hoy por hoy, es la estructura –de los parques solares-, pero la estructura no constituye más de un 30% de la construcción de un proyecto. No es fácil superar el 30% con las condiciones fijadas en la Ronda 1”, analiza Salmaso.

Lea también: “El Gobierno prorroga 11 contratos pendientes de la licitación de renovables”

Cabe destacar que hay varios parques solares ya adjudicados que se han comprometido en incorporar por arriba del 30% de componente nacional. Sin ir más lejos, los 7 parques solares que restan firmarse de la Ronda 1.5 se han aventurado a ello, algunos arriesgándose a superar el 80%.

Por otro lado, y como parte de lo controversial que pudiera llegar a ser que la modificatoria a la Resolución Conjunta sea retroactiva, la Presidente de LV-Energy considera que en cierto modo es positivo dado que podrán ofrecer sus productos a estos proyectos que aún no han firmado sus PPAs. Aunque aclara que le quedaría muy poco tiempo de negociación si es que la medida es lanzada en los próximos días y se celebran los contratos a fin de mes.