La propuesta de la compañía estadounidense es la instalación de un parque eólico en Río Grande, al norte de la provincia, y la instalación de una planta de electrólisis que generará 55 toneladas de hidrógeno por día, cuya potencia exacta, es de un mínimo de 160 megawatts. Mientras que la inversión estimada será de 500 millones de dólares para la electrólisis, viento y producción de amoníaco, con la consecuente generación de empleos relacionados que, se estima, será de 1200 puestos de trabajo.

Se prevé que el producto final sea exportado a Europa y Asia, ya que de momento no hay demanda de hidrógeno en Argentina y aprovechando la posición marítima de la Río Grande y de la Provincia en general.

Al respecto, el Gobernador, Gustavo Melella celebró la posibilidad de contar con este tipo de propuestas y aseguró que “se trabaja fuertemente en la búsqueda de proyectos que generen inversiones en energía verde, lo hicimos hace algunos días atrás con la empresa Total Austral con la firma del convenio y hoy estamos teniendo la posibilidad de anunciar el desembarco de MMEX en Tierra del Fuego”.

“La Provincia está abierta a nuevas inversiones del sector privado, el estado tiene que estar acompañando y respaldando estas opciones que significarán la generación de empleo, la industrialización de nuestros recursos naturales y el avance hacia la trasformación de la industria”.

Por su parte, el Presidente de MMEX Resources Corp., Jack Hans especificó que «la empresa toma el trabajo ya desarrollado en Texas, combinado con la empresa Siemens Energy, quienes generarán el desarrollo tecnológico para traerlo a Tierra del Fuego; el proceso que se está realizando en Estados Unidos es con energía solar, aquí en la provincia se realizará con energía eólica, aprovechando las condiciones magníficas que tiene este territorio”.

En continuación, el directivo señaló que su intención principal es “ayudar a la provincia y convertir a Tierra del Fuego, en tierra de energía renovable”.

A su vez, el Ceo de MMEX, Nabil Katabi, ponderó el encuentro y precisó que «en Río Grande las condiciones de viento son de las mejores del mundo, es un hecho que se está dando a conocer y creo que estamos bien avanzados comparados con otras iniciativas, porque para hacer cosas de este tamaño se necesita ingeniería específica y hay pocas empresas en el mundo que tienen esa capacidad, Siemens Energy es una de ellas y llevamos más de un año trabajando con ellos”.

Finalmente, Katabi explicó que “se terminó el estudio de prefactibilidad técnico y se tiene la ingeniería hecha de la parte de electrólisis; la parte eólica está muy desarrollada en el mundo, entonces parte de lo que conversamos con el gobierno de la provincia es aprovechar la información existente para avanzar por ese lado; una vez obtenido los datos, trabajaremos para poder tener todo listo, quizás en 2 años”.