La convocatoria cuenta con $ 1.000 millones de financiamiento a través de la adjudicación de Aportes No Reembolsables (ANR).

Filmus visitó ayer las instalaciones del Centro Atómico Bariloche (CAB), perteneciente a la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), junto al presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación (I+d+i), Fernando Peirano, a la presidenta de la CNEA, Adriana Serquis, y al gerente general, Alberto Baruj.

En diálogo con la prensa local, Filmus destacó la importancia del trabajo que se está realizando en la CNEA y subrayó que la visita “significa plasmar el compromiso del Gobierno en apoyar los proyectos y programas de la Comisión a través de la recientemente sancionada Ley de Financiamiento del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación y de la también reciente Ley de Economía del Conocimiento, que alienta la inversión privada para fortalecer la articulación público-privada en ciencia y tecnología”.

El ministro explicó que la aplicación de la nueva ley “implica que proyectos y programas como los de la CNEA tengan continuidad y certidumbre a mediano y largo plazo”, y desetacó que “además obliga al Estado a repartir los recursos de la forma más federal para satisfacer de manera equitativa las necesidades de cada una de las provincias y las regiones”.

“Por eso nuestro compromiso no solo es sostener los puestos de trabajo sino invertir fuertemente en estos desarrollos de transición energética que tienen mucho que ver con nuestra soberanía científico-tecnológica”, afirmó el funcionario.

Filmus destacó que “esta convocatoria de la Agencia I+d+i va en la dirección de profundizar los desarrollos públicos y privados en materia de transición energética, marcada por el Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación 2030”.

Por su parte, Peirano señaló que la mejor manera de recibir inversión extranjera directa “es teniendo capacidades nacionales activas y potentes, con un sistema integrado y con lazos con el sector productivo”.

“Esta convocatoria es para darle relevancia a esta agenda y nos va a permitir convocar a los científicos y a las científicas, a las empresas e instituciones para potenciar dos agendas que se complementan: por un lado, desarrollar capacidades tecnológicas y productivas en todas las fuentes de energías que hoy son relevantes: solar, eólica, biomasa”, precisó el funcionario.

Y añadió que “por otro, permitirá trabajar en los vectores: en el almacenamiento y el traslado de la energía, el hidrógeno multicolor, y agregar valor al litio para alimentar la red nacional de energía eléctrica”.

Fuente: Télam