En el marco del evento Energyear Región Andina –que se llevó a cabo el pasado 29-30 de mayo en Medellín, Colombia– el experto compartió su lectura sobre las nuevas perspectivas de desarrollo que sigue de cerca junto la firma que representa en Latinoamérica.  

“En Solar Century creemos en el poder que se le está dando a la gente. La gente tiene que tener el poder para poder afrontar el caos climático. Una forma es, cuando se desregula y se da inteligencia a los nodos externos, tener la capacidad de contar con una solución generada a medida y eficiente que vaya a permitir que todos tengan un acceso más democrático a la energía”, introdujo el empresario a Energía Estratégica.

En la actualidad con un pipeline superior a los 5 GW y unos 2 GW en proyectos desarrollados y construidos efectivamente en el mundo, esta empresa de origen británico ya avanzó con iniciativas de microrredes diseñadas específicamente para mercados latinoamericanos.

No obstante, no es la opción más desarrollada en esta región. “El tema en América Latina es que hay una gran confusión de lo que es una microrred”, advirtió el experto. 

“La microrred es algo muy complejo. Es algo que requiere mucha electrónica de potencia porque tiene que simular con electrónica en forma virtual lo que es el comportamiento del gran sistema, que es la red nacional; y eso, sólo se puede lograr con mucha ingeniería, mucho conocimiento y mucha integración de componentes de altísima calidad”, que es lo que su empresa vendría a ofrecer junto a soluciones a medida, además del desarrollo tradicional.

Con una trayectoria de más de 20 años en el mercado energético renovable, Solar Century respalda además al empresario en su promoción de “watergy” como la próxima alternativa a la que habría que apostar y que con marcado optimismo comparte en el sector desde 2013. 

“Soy un apasionado del watergy (…) que es integración de energía con agua”, sintetizó Ruy Campo Dugone. 

Para ampliar detalles sobre su aplicación, el experto citó proyectos puntualmente en Sudán, con bombeo solar de agua; e inclusive en Argentina, con paneles flotantes que podrían alimentar un sistema de riego por pivote.

“Esa integración es un ciclo en el que se refleja la necesidad que uno tiene de que el agua se vincule con la energía. De ahí, nosotros impulsamos el concepto del uso de renovables para la generación eléctrica y gestión del agua”.