La Secretaría de Energía de México (SENER) informó que en 2017 el país tuvo un 516% de incremento de las inversiones en energías limpias, respecto al año previo. Esto lo ubicaría como el país que mayor crecimiento porcentual de inversiones tuvo en energías limpias.

Fueron US $6200 millones los destinados a proyectos de generación sostenibles, frente a US $34000 millones (promedio anual desde 2013 a 2017) que se invierten en los sectores automotriz, aeronáutico, electrónico, energético y de industrias pesadas, de acuerdo con el “6to informe de Gobierno” lanzado esta semana por el presidente Enrique Peña Nieto

Esto ubica a México como un referente de inversión atractivo para el mercado energético. Considerando las cifras anteriores, el potencial se traduce que, del promedio de inversión anual en aquel país, un 18% de inversión que estaría destinado a energías limpias.

En tanto, el informe de gobierno detalla que el desarrollo de las energías renovables va en ascenso.

En el periodo enero-junio de 2018 la CFE registró una generación de 127,909.75 GWh. Del total, 67.72% de la generación provino de hidrocarburos (gas natural, combustóleo y diésel), 12.43% hidráulica, 11.85% carbón, 5.18% nuclear, 2.07% geotermia, 0.74% eoloeléctrica y 0.004% fotovoltaica.

A partir de allí, con el propósito de promover el uso eficiente de la energía y el aprovechamiento de fuentes renovables se logró que del 1 de enero al 30 de junio de 2018 la electricidad generada por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a partir de fuentes de energía renovables sea de 19,508.82 GWh, lo que representó 15.25% de la generación del servicio público.

Sumado a aquello, la generación de electricidad a partir de fuentes no fósiles (energía renovable y nuclear), fue de 26,133.67 GWh, lo que significó una participación de 20.43% del total de energía de la CFE.

El nuevo modelo energético estableció las bases para una mayor competencia y transparencia diversificando la matriz. En este sentido las primeras tres subastas eléctricas (celebradas entre 2015-2017), fueron claves para incrementar la generación a partir de energías limpias.

El informe de Peña Nieto destaca la participación de la banca de desarrollo en el financiamiento de algunos de aquellos proyectos desde el inicio de las subastas, a través de Nacional Financiera, el Banco Nacional de Comercio Exterior y el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, los cuales otorgaron créditos en estos tres años por unos $26,791 mil millones de pesos mexicanos para la construcción de 12 parques eólicos y solares.

El año pasado, estos bancos de fomento además confirmaron los cierres financieros para seis proyectos en los estados de Sonora, Chihuahua, Coahuila y Aguascalientes, con $ 23,249 mil millones de pesos. Esto dinamiza el sector que estaba a la espera también de conocer los resultados de la cuarta Subasta de Largo Plazo, anuncio previsto para noviembre de este 2018.