El sector está atento a las novedades en México. Y es que en los últimos años se ha fomentado ahí un modelo exitoso en lo que respecta a la participación de energías renovables en el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI). 

Los resultados de la última Subasta Eléctrica de Largo Plazo están pronto a conocerse. Previo a esto, el Secretario de Energía, Licenciado Pedro Joaquín Coldwell, en el marco de la CITEK 2018 dió a conocer el día de ayer las cifras que demuestran el impacto positivo que genera la reforma energética implantada por el gobierno.

“La reforma dio vida al mercado eléctrico, teníamos de 30 años de retraso en consolidación del mercado respecto a países de la región y unos 50 años frente a Europa o Estados Unidos”, introdujo el funcionario de Gobierno.

El balance hoy es positivo. En los últimos 3 años se incorporaron unas 50 empresas en el Mercado Eléctrico Mayorista y 68 estarían en proceso de ingreso, por lo que se percibe una maduración y consolidación acelerada del mercado eléctrico mexicano.

La reforma «dió vida a las subastas eléctricas de largo plazo» donde la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y empresas privadas compran energía renovable o certificados de energías limpias, permitiendo a generadores a comprometerse a precios competitivos y financiar proyectos. Este es un proyecto de éxito reconocido internacionalmente.

“ Las 3 subastas eléctricas pasadas han tenido como consecuencia que se empiecen a construir en el país 65 nuevas centrales: 40 solares y 25 eólicos. A partir de la cual, más de la mitad de los Estados de México van a tener en los próximos 3 años por lo menos una central eólica y solar en su territorio. Esto nos permite tener al 2020 diez veces más capacidad eólica y solar de la que teníamos en 2012, que implican inversiones por $ 8600 millones de dólares y una generación total de 7000 MW”

Algo importante que destacó Coldwell, a la hora de hablar de este modelo de subastas, es que éstas no solo nos permiten tener electricidad amigable con el medio ambiente, dejando atrás las centrales que generan gases de efecto invernadero, sino también contratar energías más baratas, dato comprobable por la baja en los costos de generación a través de tecnología eólica y solar fotovoltaica.

“El mecanismo de subasta implantado en México nos ha permitido que en esas 65 centrales, las eólicas hayan conseguido los precios más baratos del mundo, unos US$ 17 el MW y en solar sólo nos ha ganado Arabia Saudita, quedando nosotros en el segundo lugar. Todo esto sin necesidad de subsidios”, puntualizó. 

En detalle, en la tercera Subasta Eléctrica de Largo Plazo se obtuvo como precio medio de energía limpia por paquete más económico USD $ 20.57 por MWh + Certificados de Energías Limpias (CEL), uno de los más bajos alcanzados internacionalmente.

En tanto, la empresa que arrasó con los mejores valores fue ENEL Rinnovabile S.A. de C.V., con un total de cuatro proyectos eólicos. Que tal como observó el Secretario de Energía de México fueron los más bajos. Los primeros tres adjudicados fueron “Energía Limpia de Amistad 2” de 167 MW a USD $ 17.77; “Energía Limpia de Amistad 3” de 122 MW también a USD $ 17.77; y “Energía Limpia de Amistad 4” de 277 MW a USD $ 19.4. Finalmente, “Dolores” de 116 MW le fue adjudicado a USD $ 18 el MWh.

En lo que respecta a la cuarta subasta, el 7 de agosto pasado el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) publicó las cantidades totales de las Ofertas de Compra Aceptadas para la SLP-1/2018 presentadas por: CFE Suministrador de Servicios Básicos, Iberdrola Clientes, Servicios de Energía México Syem S. A. P. I. de C. V., Menkent S. de R. L. de C. V., FSE Suministradora Fénix S. A. P. I. de C. V., Tuto Energy Trading S. A. P. I. de C. V.

El próximo 26 de octubre, el CENACE publicará en su página oficial la lista de Licitantes que cuenten con Constancia de Precalificación para participar en la SLP-1/2018, cuya ejecución del Modelo de Optimización se prevé llevarse a cabo el 7 de noviembre.

“Cuando entren en funcionamiento en dos o tres años todas las plantas que se prevén, estas tendrán un efecto favorable sobre el costo de la facturación eléctrica de los mexicanos”, observó Joaquín Coldwell.

Esta regulación eléctrica sumada al buen clima (sol, aire) en muchas regiones de México, han ubicado al país como uno de los más atractivos para invertir en renovables, lo que llevó a que algunas de las plantas más grandes de la región se estén instalando allí.

Lea también: Los proyectos, según región y tecnología: México construirá en tres años 203 nuevas centrales de energía renovable

El Congreso, en el cuál participó brindando estos datos el Secretario de Energía de México y distintos referentes internacionales, se alineó con los 17 objetivos mundiales para el desarrollo sostenible de la ONU, haciendo foco en la participación de las renovables en la matriz eléctrica, por lo que Coldwell también se refirió al respecto.

“Al 2024 por lo menos el 35% de energía consumida debe ser limpia, de cada 10MW unos 3.5MW deben ser renovables y en 2050 por lo menos el 50%”, indicó el funcionario.  

A partir de allí, también compartió el objetivo de trabajar sobre eficiencia energética para crecer económicamente consumiendo menos electricidad, y señaló que se buscará «un incremento del -1.7 al -3.0 de consumo energético».

En aras a esta transformación del país, Coldwell agregó que desde la CFE el Gobierno también está aportando dos principales cosas:

1º Retirar de circulación las centrales contaminantes. Objetivo que contempla que aquellas que están en buenas condiciones se conviertan a ciclo combinado para generar 70% menos de gases de efecto invernadero.

2º Fomentar la Generación Distribuida que permite democratizar la generación de energía. Cuyo crecimiento sería ascendente. De acuerdo a cifras oficiales, los mexicanos que instalan por ejemplo paneles solares particulares pasaron de 2000 usuarios generadores, cuando fue la reforma, a 63000 interesados en sistemas que se irían a terminar de instalar este año 2018.