El CENACE –operador independiente del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) y administrador del Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) en México– anunció la cancelación de la Subasta de Largo Plazo 2018 (SLP-1/2018) a última hora del día de ayer, 31 de enero de 2019.

En principio, en uso del inciso c) del numeral 5.1.5. del Manual de Subastas de Largo Plazo, la SLP-1/2018 se suspendió desde el pasado 3 de diciembre de 2018 para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), la Secretaría de Energía (SENER) y el CENACE puedan “revisar” el proceso convocado por la anterior administración.

En el comunicado oficial en el que se notificaba esta decisión se afirmó que posterior al período de análisis iría a haber una “reactivación” de la subasta en los meses siguientes; no obstante, las entidades involucradas concluyeron no adecuar los pliegos y directamente cerrar el proceso.

Esta iría a ser la cuarta subasta a celebrarse en los Estados Unidos Mexicanos, tras el éxito de su predecesora en la que se obtuvo US$ 20.57 por MWh como precio medio por paquete más económico de energía limpia más Certificados de Energías Limpias (CEL), uno de los más bajos alcanzados internacionalmente.

Con la llegada de la nueva administración se creía que se garantizaba la continuidad del desarrollo de las energías renovables, ya que uno de los ejes de campaña del dirigente izquierdista fue continuar y profundizar el proceso de incentivos a las energías limpias. Pero esta última noticia desestabilizaría al sector.

 

Entre los principales actores perjudicados tras esta decisión están las 28 empresas licitantes que ya contaban con Constancia de Precalificación (ver detalle de empresas). Por otro lado, también están los interesados que este proceso se realice para que México pueda afrontar con energías limpias el aumento inminente de la demanda de energía eléctrica de los usuarios del país en los próximos años.

En este escenario que pareciera concluyente, todavía existen alternativas para reactivar el proceso de subasta, por lo que este podría no ser taxativamente el fin de la SLP-1/2018. Los Compradores Potenciales, Licitantes e interesados que no estén conformes con el acuerdo emitido por el CENACE podrán solicitarle una reconsideración prevista en el Capítulo 10, denominado “Solución de controversias” apartado 10.1 denominado “Disposiciones generales”, numeral 10.1.1. y apartado 10.2., denominado “De la reconsideración”, de las Bases de Licitación.

Sería menester para la economía mexicana retomar este proceso por el enorme potencial de nuevos desarrollos en energías limpias sino también de atraer millones en inversiones verdes. 

Entre las importantes posturas a la hora de hablar de este modelo de subastas, el ex Secretario de Energía de México, Licenciado Pedro Joaquín Coldwell, en el marco de la CITEK 2018 destacaba que éstas no solo permiten contar con electricidad amigable con el medio ambiente – dejando atrás las centrales que generan gases de efecto invernadero – sino también contratar energías más baratas, dato comprobable por la baja en los costos de generación a través de tecnología eólica y solar fotovoltaica.

“Las 3 subastas eléctricas pasadas han tenido como consecuencia que se empiecen a construir en el país 65 nuevas centrales: 40 solares y 25 eólicos. A partir de la cual, más de la mitad de los Estados de México van a tener en los próximos 3 años por lo menos una central eólica y solar en su territorio».

Y agregó: «esto nos permite tener al 2020 diez veces más capacidad eólica y solar de la que teníamos en 2012, que implican inversiones por $ 8600 millones de dólares y una generación total de 7000 MW (…) El mecanismo de subasta implantado en México nos ha permitido que en esas 65 centrales, las eólicas hayan conseguido los precios más baratos del mundo, unos US$ 17 el MW y en solar sólo nos ha ganado Arabia Saudita, quedando nosotros en el segundo lugar. Todo esto sin necesidad de subsidios”.