Metalmecánica argentina con expectativas de participar en proyectos hidroeléctricos Cepernic y Kirchner

De acuerdo a lo que publicaron medios locales, el próximo lunes 8 de agosto la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia de Santa Cruz y el Gobierno nacional firmarían un convenio ambiental que habilitará la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic. En principio, la potencia instalada de los emprendimientos […]

De acuerdo a lo que publicaron medios locales, el próximo lunes 8 de agosto la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la provincia de Santa Cruz y el Gobierno nacional firmarían un convenio ambiental que habilitará la construcción de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic.

En principio, la potencia instalada de los emprendimientos a desarrollar por la UTE Represas Patagonia, integrada por China Gezhouba Group Corporation – Electroingeniería S.A. e Hidrocuyo S.A., iba a ser 1.760 MW, no obstante, por consideraciones de índole ambiental, la potencia finalmente será de 1.290 MW. Además se montará una línea de alta tensión de 500 kV que llegará hasta la localidad de Piedra Buena, en Santa Cruz.

Así como disminuirá la potencia a instalarse, cayeron los costos de inversión. El proyecto original impulsado por el kirchnerismo contemplaba alrededor de 5.500 millones de dólares, ahora el Gobierno estima cerca de 4.700 millones, obra que concluirá en 5 años.

Según el actual embajador argentino en China, Diego Guelar, ya se acordó financiamiento con el gigante asiático por 25 mil millones de dólares, monto del que se desprenden los 5 mil millones que se destinarán para la construcción de las represas del sur.

Tras tantas modificaciones en el contrato de las represas, industrias de la metalmecánica nacional esperan un giro por parte del Gobierno nacional que les permita su participación en el ambicioso proyecto, adjudicado durante la anterior administración a fabricantes chinos.

En diálogo con energiaestrategica.com, Ricardo Dell’Agnola, Director Comercial de IMPSA HYDRO, asegura: “Nosotros (en referencia a la industria nacional) podríamos construir en un 90 por ciento los proyectos de las represas del sur”.

Continuando con la idea, el profesional amplía: “La industria metalmecánica argentina es muy poderosa, muy tecnificada, con desarrollo tecnológico y capacidad de fabricar ‘todo’, con lo cual esperemos que haya algún tipo de condición que permita nuestro desarrollo”.

En todos los países que tienen un plan de desarrollo local se exige integración nacional”, insiste el ingeniero y remata: “Cuando la industria, como la metalmecánica, empieza a perder contratos, empiezan a cerrar fábricas”.

Dell’Agnola da el ejemplo de China cuando planificó la construcción de la represa hidroeléctrica la planta hidroeléctrica Tres Gargantas, considerada la más grande del mundo ya que se despliega a lo largo de casi dos kilómetros de ancho por dos mil metros de alto y cuenta con 23 GW de potencia instalada.

El ingeniero recuerda que IMPSA se presentó a la licitación del año 97 y que, por contrato, la exigencia del gobierno asiático se centraba en la integración de un 40 por ciento de componentes chinos con una transferencia de tecnología total de los fabricantes adjudicatarios a los fabricantes chinos.

Hoy china pegó un salto enorme y proyectos que se desarrollaron luego de Tres Gargantas se pudieron realizar solo con empresas chinas”, indica Dell’Agnola.

Proyectos hidroeléctricos made in IMPSA en desarrollo

Más allá que Industrias Metalúrgicas Pescarmona no está vendiendo turbinas hidroeléctricas en el país, sí está exportando a Venezuela y Brasil.

Dell’Agnola destaca las 10 turbinas Kaplan de 230 MW cada una, las más grandes del mundo en su modelo en potencia, que partirán de Argentina a Venezuela para el proyecto de hidroeléctrico a Tocoma, de 2.300 MW de potencia instalada.

Asimismo, se espera una partida de 3 turbinas semejantes para el vecino país del Brasil. La provisión será para el proyecto hidroeléctrico de Colider.

4 Comentarios

  1. Eduardo Gonzalez Peña

    De las infinitas líneas escritas respecto a estas represas, tendrían que ponerse de acuerdo que es lo que impide su normal desarrollo, primero que no se respetaban los requisitos en lo que respecta al impacto ambiental, se replantean las cotas del diseño, se baja la potencia instalada, con la falta de energía que sufrimos, y no hay claridad, poner en duda la capacidad de China me parece que raya lo ridículo.

    Responder
  2. Nancy Sisca

    Es verdad que se ha escrito mucho sobre las represas del Rio Santa Cruz, muchas especulaciones y dilaciones, datos incorrectos e intencionalidades políticas partidarias. Lo cierto es que SON UN HECHO. Y creo que es hora de dimensionar lo importante que es este emprendimiento para el pais, y en especial para Santa Cruz, inmersa en una crisis económica muy profunda. Espero como santacruceña por adopción y docente formadora de técnicos superiores en energías renovables , que las empresas que participen del proyecto estén a la altura de las circunstancias y permitan el desarrollo de nuestros profesionales que han soñado con ser parte del mismo, preparándose científicamente para ello, cumpliendo con el compromiso de contratar recursos humanos santacruceños. No perdamos más tiempo pues la energía y las fuentes laborales se necesitan ahora. ( Aclaración: las represas se llaman Kirchner y Cerpernic)

    Responder
  3. cristian

    Creo, desde el impacto social y moral, que los nombres deben ser cambiados. Ni Kichner ni Copernic han tenido la altura moral que se necesita como para ser recordados como próceres. La humanidad, por ejemplo, le debe honores a genios como Tesla, y muchos otros que han desarrollado las tecnologías que hoy usamos. Los politicos, en cambio, se han dedicado a mentir y delinquir robando.
    Con relación al tema central de la nota, existirán razones (no queda en claro las mismas) del porqué se baja la potencia a instalar. Son esencialmente necesarias las energías renovables (por más que la hidroeléctrica en escala grande no sea considerada legalmente renovable, la misma lo es). Creo que Argentina debe priorizar su monstruoso potencial de renovables, y comenzar a dejar de lado las fuentes de energía a base de hidrocarburos de petróleo y gas de reservas naturales. Hay un gran potencial de hidrocarburos renovables (como biogas, etanol, biodiesel, y por qué no petróleo y naftas biosintéticas – Respecto a ésto último, ya existen desarrollos en laboratorio con Escherichia coli con tecnología recombinante).

    Responder
  4. Roman Garcia

    No hace falta ninguna represa hidroelectrica en esa zona,ni malgastar el dinero publico en esa inversion y nadie te garantiza por escrito que las 2 represa se llenen de agua en un lapso de 5/7 años,si se aplicra energias renovables,a traves de Biomasa,Eolico,RSU,Fotovoltaica,Termosolar,la solucion la tenes en un año real y no en 5 años como dice el Presidente.Cuestion de aplicar sentido comun en la toma de desicion y sobre todo en lo que es estrategico para la Nacion.Estas 2 obras NO se van construir nunca,saquesenlo de la cabeza,el pais no esta en condiciones de garantizar nada de nada,o uds viven en otro planeta?? despierten,es la realidad!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com