Luego de la primera Mesa Multisectorial de Energías Renovables, encabezada por el Presidente Mauricio Macri junto a actores representes de todo el mercado de renovables, se estableció que durante este mes se desarrollaría un segundo encuentro, también precedido por el mandatario nacional.

Sin embargo, cuestiones de agenda postergaron la cita, que ahora tendría lugar durante la primera quincena de septiembre, aunque a ciencia cierta aún no hay fecha definida.

Este ciclo de Mesas Multisectoriales de Energías Renovables fue creado para atacar los principales problemas del sector. Para ello se constituyeron 4 submesas de trabajo: Simplificación de trámites; Laboral; Competitividad en el transporte; y Financiamiento.

En diálogo con Energía Estratégica, Marcelo Álvarez, presidente de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER), opina que “todo el proceso de trabajo es útil y virtuoso si se termina tomando nota de cuáles fueron los cuellos de botella y se les da solución”.

Entre los aspectos más relevantes a resolver, desde el punto de vista de trámites, el dirigente destaca el hecho de que se acelere el desembolso por la devolución anticipada del IVA y que se resuelva con mayor expertise la nacionalización de los equipos importados.

Álvarez explica que el tiempo que se pierde en la ejecución de ambos trámites genera pérdidas importantes por devaluación e inflación, lo que modifica ecuaciones de rentabilidad. “Los costos terminan siendo mayores a los que tenían planificados los inversores en sus proyectos” de energías renovables, advierte.

Por otro lado, apunta a la necesidad de «generar un convenio laboral que atienda a las necesidades del sector”. El titular de CADER señala que la construcción de proyectos solares, eólicos o de bioenergías requieren de otras exigencias que los marcos que actualmente tienen los sindicatos como Luz y Fuerza, la UOM o la UOCRA, entidades que participan de este proceso de diálogo.

Otro aspecto que resaltó Álvarez tiene que ver con “la simplificación de los registros de los proveedores locales para la industria local”. Para ello, el Área de Energías Renovables del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), conducido por Liliana Molina Tirado, simplificó el ingreso al Registro de Proveedores de Energías Renovables (ReProER), reduciendo a la mitad los campos obligatorios de acceso para obtener la etiqueta de producto nacional.

Lea también: «Las cuatro demandas estratégicas que se discuten en las mesas sectoriales de energías renovables»

“Si en la próxima mesa se corrigen los errores y mejoran los procesos, va a haber valido la pena” todo el proceso, opina el titular de CADER.

Por otra parte, Álvarez hace hincapié en dos aspectos que a su entender son centrales para el desarrollo del mercado: uno, la aplicación de la Ley de Generación Distribuida –la cual, según el Ministerio de Energía, está pronto a reglamentarse-; y dos, la instrumentación de un programa de energías renovables para potencias intermedias. El Gobierno también tomó nota sobre este último punto en la primera Mesa Multisectorial, desarrollada en Salta.

“La idea es, tanto para el bombeo de agua –campo- como parques industriales, tener un plan que permita a los actores incorporar energía renovable pudiendo vender sus excedentes a la red”, indica el dirigente, al tiempo que explica: “hay parques industriales que no tienen energía asegurada ni en calidad, ni en cantidad, ni en precio, por eso las renovables pueden encargarse de eso”.

“Otro aspecto es descentralizar la tecnología desarrollando plantas más chicas y más segmentado por provincias, inclusive las que están más cerca del consumo”, dice el empresario en lo concerniente al plan de centrales de energías renovables para potencias intermedias.

Álvarez propone que de ese modo se podrán aprovechar las líneas eléctricas de 13,2 y 33 kV, sobre todo ante la saturación de redes de mayor envergadura y la posibilidad de que las licitaciones PPP para la expansión del sistema de transporte se demoren.

“Si esto en la mesa final se toma va a haber valido la pena el proceso”, destaca Álvares. Consultado sobre cómo debiera operar este plan, el titular de CADER explica: “el nicho debe ser atendido con las necesidades específicas del sector, que es chico para el RenovAr y grande para distribuida. Es decir, necesita de incentivos puntuales para poder desplazar energía que hoy es más cara y contaminante –motores diésel-”.