Hasta la fecha, en Colombia, están operativas al menos cuatro plantas solares fotovoltaicas, que totalizan 125,7 MWp. Dos de ellas pertenecen a Celsia. Se trata de Celsia Solar Yumbo (9,9 MWp) y Celsia Solar Bolívar (8,6 MWp).

Otra es El Paso, de 86,2 MWp, propiedad de Enel Green Power. El proyecto fue adjudicado en la subasta de Cargo por Confiabilidad y entró en funcionamiento a mediados de mayo del año pasado.

Finalmente, se puede destacar el parque solar Castilla, de 21 MWp, en manos de Ecopetrol, que funciona para autoabastecer consumos de la petrolera.

Sin embargo, se espera que para el 2023 la potencia fotovoltaica instalada en Colombia se quintuplique debido a las adjudicaciones en subastas estatales (Cargo por Confiabilidad y la de energías renovables a largo plazo) y los avances de emprendimientos privados ya planificados.

Por caso, Enel Green Power, además de El Paso, avanza con el otro proyecto solar seleccionado en la subasta de Cargo por Confiabilidad: La Loma, de 173,2 MWp. La central debería iniciar operación comercial antes del 1 de diciembre del año 2022.

Por su parte, Celsia, el año pasado, celebró una alianza con la multinacional Cubico, a través de la cual anunció la creación de una plataforma de proyectos solares con un tamaño objetivo de 400 MW en el plazo de 2 años.

Otro hito importante llegará con los proyectos que Trina Solar adjudicó en la subasta de largo plazo. Se trata de 288 MWp en tres proyectos: «San Felipe», de 90 MW, que se emplazará en Tolima; «Cartago», de 99 MW, ubicado en Valle del Cauca; y «Campano», de 99 MW, que se montará en Córdoba.

Proyectos renovables adjudicados en las subastas a largo plazo y de Cargo por Confiabilidad. Fuente: Ministerio de Minas y Energía de Colombia

Cabe señalar que a principios de julio de este año los tres emprendimientos de Trina fueron adquiridos por el fondo estadounidense TPG Capital. Según trascendió, el empresa de origen chino continuará a cargo del avance de los proyectos, su construcción y puesta en marcha.

De acuerdo a lo informado por Trina, la construcción de los parques se iniciaría durante el primer trimestre del 2021 para poner las centrales en marcha en enero del 2022.

Por su parte, Ecopetrol está a punto de iniciar el montaje de su parque solar San Fernando, de 50 MWp. En estos momentos la empresa está evaluando ofertas de EPC y espera poner en marcha la central en mayo del 2021. Además, tiene en carpeta otros 134 MW solares que espera poner en funcionamiento en los próximos años. Todos los emprendimientos son para autogeneración.

Finalmente pueden destacarse los emprendimientos que Empresas Públicas de Medellín (EPM) llevaría a cabo con la multinacional Invenergy, a través de una alianza de exclusividad por 7 años firmada en noviembre del 2019. El objetivo del acuerdo es desarrollar y construir por lo menos 400 MW eólicos y solares hacia el 2025, informaron las empresas.

Cabe señalar que la mayor parte de los proyectos mencionados no iniciaron construcción. Para dar este paso, en Colombia es necesario obtener los permisos ambientales, entre ellos, uno expedido por las comunidades que ocupan los territorios donde pretenden emplazarse las centrales.

Para acelerar los procesos de consultas previas, el Gobierno está preparando un proyecto de Ley que será presentado durante el 2021, lo que dinamizará la adquisición de permisos. No obstante, para los emprendimientos actuales puedan avanzar, se espera la publicación pronta de un decreto del Ministerio de Minas y Energía que habilite reuniones semipresenciales entre los propietarios de los terrenos donde se emplazarán las centrales y las empresas, donde deberán estar presentes todos los protocolos de seguridad sanitaria.

Por otra parte, para apoyar aún más la actividad, mediante el Decreto 829 (ver en línea) publicado el pasado mes de junio, el Poder Ejecutivo hizo más expeditivo el acceso a los incentivos tributarios definidos en la Ley 1715, al delegarle unicamente a la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) la evaluación y certificación de proyectos de Fuentes No Convencionales de Energía.

Se trata de incentivos tienen que ver con deducción adicional de renta, aplicable en un plazo de 5 años, de hasta el 50% del valor de las inversiones en esta materia, la exclusión de IVA por la compra de bienes y servicios y la quita de aranceles.

Sin dudas, estos beneficios darán mayor impulso a los 301 proyectos solares que registró el Sistema de Información Eléctrico Colombiano (SIEL) en su último informe de junio, los cuales totaliza 9.744,55 MW.

Fuente: SIEL

Mercado entre privados

Otro aspecto importante a destacar para el impulso de estos emprendimientos, son los mecanismos de estandarización de contratos bilaterales que dos empresas privadas le presentaron a la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG).

Se trata, por un lado, de la propuesta de la Bolsa Mercantil, denominado ‘Mercado de Contratos de Energía Eléctrica’ (MCE), y, por otro lado, el que presentó Derivex junto con la Cámara de Riesgo Central de Contraparte de Colombia, llamado ‘Mercado de Derivados Estandarizados’ (MAE). Ambos mecanismos se aprobarían entre finales de este año y principios del 2021.