16 de septiembre 2015

Mendoza ya evalúa proyectos de usuarios interesados en inyectar energía limpia a la red eléctrica

A principios de abril Mendoza reglamentó su legislación provincial de Generación Distribuida, permitiendo a usuarios particulares, ya sean residenciales, comerciales o industriales, inyectar energía limpia a la red eléctrica permitiendo resarcimientos en las tarifas de quienes lo hagan; de ese modo la provincia del cuyo se transformó en la tercera en adoptar esta modalidad, después […]

A principios de abril Mendoza reglamentó su legislación provincial de Generación Distribuida, permitiendo a usuarios particulares, ya sean residenciales, comerciales o industriales, inyectar energía limpia a la red eléctrica permitiendo resarcimientos en las tarifas de quienes lo hagan; de ese modo la provincia del cuyo se transformó en la tercera en adoptar esta modalidad, después de Santa Fe y Salta.

En principio no todas las distribuidoras regionales mendocinas adoptaron la medida por cuestiones de adecuación. Se les otorgó el plazo prudencial de 180 días para hacerlo y al día de hoy la normativa rige en toda la provincia.

En diálogo con energiaestrategica.com, Pablo Portuso, director de Energía de Mendoza, revela que en los despachos provinciales hay 13 carpetas de solicitud de particulares que desean colocar paneles fotovoltaicos en sus techos para generar energía limpia. Tres de los pedidos corresponden a usuarios privados y diez a entes públicos.

La medida que adoptó Mendoza es conocida como Medición Neta (Net Metering). SU beneficio promocional redunda en reconocer la energía que el contribuyente aporta en la red eléctrica y sustraer de la tarifa eléctrica los watts inyectados por sobre los consumidos, cobrándole sólo una proporción.

No obstante, la resolución expedida por el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) de Mendoza contempla una restricción en la capacidad del “Equipamiento de Generación”: la potencia nominal no podrá ser mayor a 300 KW. De este modo no quedaría negativo el margen de ganancias para las distribuidoras, condición básica pautada. Según agrega el reglamento, la generación para todas las potencias debe ser trifásica y menor o igual a 3,7 KWh.

Lo ideal, según aclara Portuso, es reemplazar este esquema por uno de Alimentación de la Tarifa (Feed-In Tariff) para que los usuarios no sólo instalen paneles solares sino para que les sea rentable otro tipo de tecnologías como la eólica y la biomasa, entre otras, y así aprovechar los diferentes recursos renovables. A saber, este instrumento normativo establece una tarifa especial por KWh inyectado de acuerdo a las diferentes fuentes renovables de donde provenga la energía, entre otros aspectos. La provincia de Salta cuenta con este mecanismo.

El director de Energía explica que se encuentran en discusión con los principales actores involucrados al respecto, como con las distribuidoras que temen alteraciones drásticas en los cuadros tarifarios, lo que señalan, podría traducirse en un estado de crisis para ellas.

Independientemente de la coyuntura del tema tarifario, en esto hay que estar activo porque es lo que se viene”, concluye el funcionario.

Trabajos en redes inteligentes

Asimismo, Portuso cuenta que la provincia está realizando desarrollos de redes inteligentes que permitan un uso más eficiente de la energía. Si bien su implementación está en pañales y se encuentran trabajando en una zona del municipio de San Martín, la idea es ampliar la tecnología a toda la provincia.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019