El año pasado, la empresa china Jinko Solar se transformó en la mayor fabricante de módulos fotovoltaicos del mundo, superando a su par Trina Solar, otra potente firma del gigante asiático.

En 2015, Trina Solar tenía en sus manos el record de producción: 4,55 GW. No obstante, al año siguiente Jinko Solar consiguió romper la marca y posicionarse como líder con una fabricación anual de entre 6,6 y 6,7 GW.

Vale aclarar que el nivel productivo durante el 2016 fue intenso: Trina Solar quedó segunda con un nivel de fabricación de entre 6,3 y 6,5 y la canadiense Canadian Solar quedó en tercera posición con una elaboración de entre 5 y 5,1 GW.

A esta fuerte producción, desde luego que la acompañó un aumento en el consumo. Diferentes países del mundo diversificaron sus matrices energéticas incorporando energía solar fotovoltaica; tal es el caso de China, que el año pasado incorporó 35,54 GW, alcanzando una potencia instalada total de 77,42 GW.

Sin embargo, no todos los mercados continuaron creciendo, algunos comenzaron a achicarse. Uno paradigmático es el de la Unión Europea. Según la asociación SolarPower Europe, en 2016 se instalaron 6,9 GW de potencia fotovoltaica, mientras que el año anterior el número era de 8,6 GW: un descenso del 20 por ciento.

Como contrapunto a esta situación existen mercados en expansión.  Se mencionó el caso de China, pero también hay grandes expectativas de crecimiento en Latinoamérica, puntualmente en México y Argentina.

Lea también: «Players internacionales del sector renovable analizaron el sistema licitatorio argentino»

Esa es una de las proyecciones que asumen desde Jinko Solar. En entrevista con Energía Estratégica, Teresa Alfaro, Responsable de Ventas para América del Sur, cuenta: “desde la primera Ronda (del Programa RenovAr) estamos absolutamente interesados”.

“Nos planteamos expectativas muy positivas en el mercado argentino”, continúa la empresaria y revela: “estamos recibiendo muchas solicitudes de ofertas (por parte de los ganadores en las Rondas 1 y 1.5 del RenovAr)”. “Consideramos que tenemos muchas oportunidades de colaborar en el suministro de paneles para los proyectos que han sido adjudicatarios”, enfatiza.

Cabe recordar que en ambas licitaciones el Gobierno nacional adjudicó proyectos solares por 916,2 MW, número que quizá no parezca sustancioso a escala mundial pero a nivel país es considerable: apenas existen 7 MW solares que entregan energía al SADI.

Consultada sobre la fuerte caída en los precios de los paneles fotovoltaicos, Alfaro sostiene que la depreciación no continuará cayendo a los niveles de los últimos años, sino que entre las variables que podrían continuar mejorándose está la eficiencia de los equipos, es decir, la capacidad de captar mayor radiación solar de la que hoy día conocemos. De ese modo, continuaría cayendo el precio del MWh.