Durante dicho período, tanto en el mercado local como en el estadounidense, se suscribieron y pagaron un total de 18.224.843.129 acciones, por un monto total de US$2.954.396.773 aproximadamente, quedando pendientes de suscripción y pago un total de 504.945.557 nuevas acciones, por un monto total de US$81.855.822 aproximadamente.

Maurizio Bezzeccheri, Director de Enel para Latinoamérica y gerente general de Enel Américas destacó el éxito de la operación.

“Esto significa que casi la totalidad de los inversores respalda la operación y tienen, además, plena confianza en la estrategia de Enel Américas para seguir su camino de crecimiento en la región.”

Aurelio Bustilho, CFO de Enel Américas, explicó que “El aumento de capital de Enel Américas es la operación más grande en efectivo realizada en Chile, por lo que estamos orgullosos de que el mercado la haya valorado con tan alto porcentaje en su primera etapa”.

El pasado 30 de abril, en la junta extraordinaria de accionistas, se aprobó el aumento de capital US$3.000 millones por una mayoría de 72%.

El objetivo del aumento de capital es fortalecer la flexibilidad de la compañía para prepararla para una nueva etapa de crecimiento y para aprovechar potenciales oportunidades de inversiones estratégicas.

El segundo periodo de suscripción preferente, tendrá en Chile una duración de 24 días y las nuevas acciones serán ofrecidas al mismo precio al que fueron ofrecidas durante el primer período de suscripción preferente, esto es, a un precio de US$0,162108214203236 por acción.

Estas nuevas acciones deberán ser pagadas al contado al momento de la suscripción de las mismas, en dólares de los Estados Unidos de América o bien, en su equivalente en pesos chilenos, moneda de curso legal, según el tipo de cambio “Dólar Observado” que publique el Banco Central de Chile en el Diario Oficial en la fecha del pago respectivo.

Celebración en Wall Street

La tarde de este miércoles Enel Américas cerró la jornada bursátil de Wall Street con el tradicional “Toque de Campana” (Closing Bell), para celebrar los 25 años de cotización en el New York Stock Exchange.

En la ceremonia también participó Enel Chile, que fue parte de Enersis S.A., la compañía originalmente listada en la NYSE.

El 20 de octubre de 1993 marcó la historia para el mercado financiero chileno: por primera vez una compañía del rubro de la energía listada en el IPSA ingresaba al New York Stock Exchange (NYSE), la bolsa de Nueva York, el centro financiero más importante del mundo. Con este paso, Enersis S.A. se convertía en un referente entre las empresas chilenas al salir en busca de capitales extranjeros más allá de las fronteras de su país de origen.

Maurizio Bezzeccheri, Director de Enel para Latinoamérica y gerente general de Enel Américas destacó la importancia de estar presentes en el Closing Bell conmemorando los 25 años de
cotización en la bolsa más importante del mundo.

“Estar acá es motivo de orgullo. Enel Américas ha sabido posicionarse y ser un actor de relevancia internacional que crece de la mano con la sostenibilidad. Una compañía cuyos logros son los cimientos de lo que viene: la consolidación de una estrategia de crecimiento, siendo un actor protagónico de la transición energética, construyendo el futuro sostenible de la región».

Y agregó que «hoy celebramos, además, el éxito de la primera fase del aumento de capital que el pasado viernes 26 de Julio cerró con un 97,3%, lo que nos permitirá seguir siendo la compañía energética líder de la región”, señaló.

Con 24.5 millones de clientes y presencia en las principales megaciudades de la región, Enel Américas es hoy la mayor utility privada de Latinoamérica, lo que le da la posibilidad de crecer
ofreciendo nuevos servicios distintos a la generación y distribución de energía.

La presencia en la región entrega la oportunidad de expandir mercado hacia la electromovilidad, iluminación pública, entregar servicios de naturaleza financiera o E- Home, todo a través de la línea de negocios de Enel X.

El hito de hoy, es la continuación de la historia que comenzó Enersis hace un cuarto de siglo, pero que en 2016 tomó un nuevo nombre y una nueva estructura societaria: Enel Américas S.A, lo que
permitió la separación de los negocios de Chile con el resto de Latinoamérica, dando origen también a una nueva compañía: Enel Chile.

Enel Américas hoy se proyecta más allá de sus logros, con un plan de expansión en la región respaldado por el exitoso aumento de capital de 3 mil millones de dólares, el más grande de la historia de Chile pagado en efectivo.