Massa candidato a presidente: ¿Qué expectativas hay para las renovables tras sus medidas energéticas de gobierno?

Luego de su llegada al mando del Ministerio de Economía de la Nación, el gobierno destrabó contratos truncados del Programa RenovAr y lanzó una nueva licitación tras más de cinco años desde la anterior ronda pública.

Argentina está en las vísperas de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO). El domingo 13 de agosto el país determinará las candidaturas finales para los comicios presidenciales y legislativas de octubre de 2023, que definirán quiénes gobernarán durante los próximos cuatro años. 

Uno de los nombres que podrían ocupar ese lugar es el de Sergio Massa, actual ministro de Economía de la Nación, que se postuló como único candidato del oficialismo (compartirá fórmula con Agustín Rossi, actual jefe de Gabinete) y que ya brindó señales a favor de una matriz energética más sustentable. 

El ex-intendente de Tigres llegó al Palacio de Haciendo luego de dos años en donde la administración prácticamente no tuvo movimientos o acciones concretas en favor de las energías renovables, más allá declaraciones de interés o dichos que quedaron solamente en eso, y con un sector en stand by marcado por la demora para destrabar decenas de contratos del Programa RenovAr y del MATER que estaban truncados o con problemas de avance físico o de financiamiento. 

Hecho que retrasó aún más al país en el camino de cumplir los objetivos planteados en la Ley N° 27191, ya que al cierre del año 2021 la participación de las renovables fue cercana al 13% cuando el marco normativo estipulaba que, como mínimo, debía ser del 16% del total del consumo propio de energía eléctrica. 

A lo que se debe agregar que esos últimos años de gestión previo al arribo de Massa (el 3 de agosto del 2022), el entonces ministro de Economía, Martín Guzmán, tuvo diversos cruces con Darío Martínez, quien comandó oficialmente la Secretaría de Energía de la Nación entre el 29 de septiembre de 2020 y el 12 de agosto del corriente año. 

Pero a partir del nombramiento del oriundo de San Martín, la política energética de Argentina tomó otro rumbo, comenzando con la rápida salida de Martínez y la designación de Flavia Royón como nueva titular de la cartera energética y de Santiago Yanotti como subsecretario de Energía Eléctrica, en lugar de Federico Basualdo, entre otros cambios de nombres. 

Mientras que del lado de las renovables, primero llegaron los resultados del llamado a manifestaciones de interés para proyectos en el SADI que permitan reemplazar generación forzada (total de 491 emprendimientos por más de 14 GW de potencia). 

Y casi un mes después, puntualmente en septiembre del 2022, el gobierno finalizó ciertos trámites y confirmó la baja de 30 proyectos truncados del Programa RenovAr, lo que brindó mayor capacidad de transporte en alta tensión. 

De todos modos, recién en febrero del 2023 el sector volvió a contar con una nueva licitación de renovables tras casi cinco años desde la última ronda del RenovAr: la convocatoria RenMDI. 

La misma no fue de gran envergadura a comparación de las llevadas a cabo durante el macrismo, pero sí sirvió para adjudicar 633,68 MW en casi 100 parques de generación verde y los primeros proyectos de storage a mediana y gran escala en la historia del país. 

Además, en este último año, el Ejecutivo también avanzó en la puesta en marcha del Plan Federal de Transporte Eléctrico III y el lanzamiento de un llamado a MDI para redes de transmisión; además que el Ejecutivo ya presentó su proyecto de ley de Economía del Hidrógeno de bajas emisiones, ciertamente criticado por diversas voces de la industria por no apostar fuertemente al H2 verde e incluir la obligatoriedad de un porcentaje mínimo de contenido nacional

Sin embargo, aún existen algunas dudas sobre cómo continuará la política energética nacional. A pesar que el gobierno definió el rol de las renovables en su plan al 2030 y lineamientos al 2050, no se mencionan las formas o mecanismos para lograr tales metas y se aclara que el país no alcanzará las emisiones netas cero de gases de efecto invernadero en dicho período. 

Tal como sí ya pasó con una de las principales fuerzas opositoras, cuando la fórmula de Juntos por el Cambio integrada por Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales apuntó a más licitaciones y la importancia de llegar a 10000 MW distribuidos para que las energías verdes cuenten con mayor participación en la matriz y así cumplir con el Acuerdo de París

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *