Más financiamiento para la generación distribuida y almacenamiento en Brasil

El Banco de Amazonia presentó líneas de créditos para la generación renovable, ya sea desde sistemas aislados de la red, generación distribuida para el sector residencial y empresarial, y también proyectos de infraestructura eléctrica.


Mientras que la generación fotovoltaica sigue batiendo récords en Brasil, con más de 15,8 GW instalados y conectados a la red en todo su territorio, el sector financiero del país continúa acompañando e impulsando la adopción de paneles solares. 

Ahora, el Banco de Amazonia dio a conocer sus líneas de financiamiento y créditos verdes, tanto para el segmento rural, aquel que mayormente se encuentra aislado de la red, como así también las pequeñas, medianas y grandes empresas del norte del país. 

Esmar Manfer Dutra do Prado, superintendente del Banco de Amazonia, participó de un webinar de la Asociación Brasileña de la Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR) y dio detalles del financiamiento provisto por la entidad que este 2022 cumple 80 años de existencia. 

En el caso del sector rural y poblaciones de la Amazonia, el especialista explicó que brindan un plazo de hasta 12 años (con un período de gracia de 8 años), que pueden llegar hasta 20 años si también se incluye reforestación. En tanto que la tasa de interés varía según el tamaño del proyecto, pero que, en promedio, es de 5-6% por año 

Por otro lado, el financiamiento para el segmento empresarial de menor envergadura tiene características similares al anterior mencionado, con la diferencia de que la contratación se puede realizar de dos maneras: una constituída por una tasa fija más variación de la inflación y la segunda mediante un interés fijo desde el primer momento. 

Y dentro del sector empresarial, se encuentra la sublínea orientada a energía verde, la cual cuenta con un plazo total de hasta 15 años (4 de gracia) y “un diferencial importante sobre la parte final del costo de operación”, según explicó Esmar Manfer Dutra do Prado. 

A ello se debe añadir que la financiación para “infraestructura verde”, destinadas a empresas de todos los portes (excepto microemprendedores) que deseen invertir en proyectos renovables, almacenamiento de energía, redes de transmisión y distribución y “demás obras estructurales sustentables”, entre otros aspectos vinculados con el cambio climático. 

“Incluso, ya estamos conversando con dos grupos en el estado de Amazonas para poder evaluar la posibilidad de implementar esa alternativa en el mercado abierto de energía”, complementó el superintendente del Banco de Amazonia. 

De este modo, la entidad bancaria prevé que este año se igualen o superen las cifras del 2021, año en el que otorgaron cerca de 7,2 mil millones de reales de proyectos verdes a lo largo de 450 municipios de la región norte de Brasil, además de 2,9 mil millones de reales en obras de infraestructura, “de los cuales muchos fueron para generación de energía eléctrica”. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019