El Ministerio de Energía y Minería ya definió ampliar 2.175 km de líneas de 500 kV durante 2018 para permitir la incorporación de más potencia eléctrica: energías renovables y centrales térmicas.

De acuerdo a los cálculos oficiales – considerando las estaciones transformadoras – serán necesarios 2.170 millones de dólares por parte de los privados, encargados de financiar en un comienzo las obras a través del sistema de inversión PPP.

José Luis Morea, ex Gerente de Planeamiento Estratégico de Central Puerto, desembarcó en el Ministerio de Finanzas que dirige Luis “Toto” Caputo, para conducir el proceso de licitaciones PPP.

“El primer llamado se prevé convocar para abril-mayo”, confirmaron a Energía Estratégica desde la cartera que dirige Juan José Aranguren.

Se trata de la línea Río Diamante – Charlone, que incluye además otras obras complementarias para abastecer una zona con debilidad estructural de sus redes de 66 y 132 kV en Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires y La Pampa.

Según pudo chequear este medio, los tendidos eléctricos en alta tensión y estaciones transformadoras definidas por las autoridades que licitarán este año -descargar documento- son las que indica el siguiente cuadro:

El resto de las licitaciones desde el Ministerio de Energía aclaran que se lanzarán a la calle “con intervalo de tres meses”. Habrá límites de adjudicación para repartir las obras entre las transportistas y así evitar que se profundice la concentración.

Ya se está preparando la documentación para tener listo cada pliego, con todo lo que eso implica: expropiación de terrenos, coordinación entre diversas áreas de Gobierno, trabajo con las provincias, etc.

En tanto, de concretarse este plan original, todo indica que entre septiembre y octubre deberían estar listas, coincidiendo con la fecha en que se estipula la publicación del pliego de la próxima ronda de energías limpias.

Cabe aclarar que no fue incluida la línea que une Rodeo (San Juan) con La Rioja Sur, de 200 km de extensión, porque no se realizará bajo la modalidad de Participación Público Privada (PPP). Los técnicos consultados destacan que “será de vital importancia para afianzar el corredor Noa- Cuyo”, región que concentrará la generación de energía solar fotovoltaica.

En sintonía con la ronda 3

Sebastián Kind, Subscretario de Energías Renovables de la Nación, indicó públicamente días atrás que las condiciones de inversión de la próxima subasta de energías limpias estarán, en parte, supeditadas al plan de ampliación del sistema de transporte. También a la capacidad remanente que se adjudique para el mercado a término (MATER).

Durante un evento en Buenos Aires, el funcionario mencionó que seguramente esta tanda incluirá una nueva tecnología: energía geotérmica, en el sur del país, tal como adelantó este portal de noticias. Copahue, en Neuquén, es el proyecto que espera tal definición del Gobierno.

En este contexto, si el privado debe en la próxima competencia incorporar el costo del transporte eléctrico, es posible que los precios ofertados en todas las fuentes renovables sean mayores a los de años anteriores, una situación que las autoridades prefieren evitar.

“Este conjunto de obras, además de satisfacer otros objetivos, responde a los requerimientos previstos en el programa  RenovAr”, puntualizaron a este medio desde el Ministerio de Energía y Minería.

Potencia para evacuar

A través de la Resolución 21, el Gobierno adjudicó 3.100 MW de centrales térmicas. De este total, un tercio se concentran en la Provincia de Buenos Aires (1073 MW) y un 14 por ciento en el NOA (440MW), justo dónde están planificados proyectos eólicos y solares.

“La potencia en generación que permite incorporar el conjunto de obras que se ha decidido construir exige plantear hipótesis de localización de las nuevas centrales, tecnología y modalidad de despacho”, señalan desde el Gobierno.

Intermitencia

En lo que respecta a energía solar fotovoltaica, dado que el factor de eficiencia oscila en torno al 20 y 23%, de los 5.000 MW que las autoridades prevén que se van a alcanzar hasta 2025, una vez instalados representarán para el sistema una potencia media de 1000-1100 MW. Las plantas se ubicarán en Cuyo y NOA principalmente.

Eólicos, en cambio, los 5.000 MW que prevé la Ley 27.191 hasta 2025, significan 2.000-2.100 MW, gracias a que el factor de producción por el nivel de vientos oscila entre el 40 y 42%.

Estos son los cálculos que tienen en cuenta para cada nodo los expertos de Cammesa, principalmente en Provincia de Buenos Aires y el sur del país, donde fueron pensadas las ampliaciones. Un ejemplo son las líneas Atucha II – Belgrano 2 –Smith.

El objetivo es “crear capacidad de transmisión para permitir el ingreso de 1.400 MW de generación al norte de estación transformador Rodríguez sobre la región Litoral y Centro”, indica un nuevo informe de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA) que accedió este medio.