Más energía para México: el nuevo PRODESEN pronostica la adición de 50 GW eólicos y solares al 2038

Los estudios indican que entre 2024 y 2038 habría una tendencia creciente a la adición de centrales de energía limpia, principalmente energías renovables variables acompañadas de bancos de baterías y centrales de ciclos combinados.

La Secretaría de Energía de México (SENER) publicó el Programa de Desarrollo del Sector Eléctrico Nacional (PRODESEN) para el periodo 2024-2038, dando a conocer que sus pronósticos para los próximos años involucran una mayor adición de capacidad de generación en comparación con la planificación realizada en los últimos ocho años.

En el nuevo PRODESEN, el capítulo del Programa Indicativo para la Instalación y Retiro de Centrales Eléctricas (PIIRCE) fue el que más expectativas despertó entre la iniciativa privada. En el PIIRCE 2024 – 2038 se estima una adición neta de capacidad de generación de 84,194 MW, sin considerar la Generación Distribuida y 93,924 MW sumando GD.

Del total, 25,251 MW se interconectarían entre 2024 y 2027; mientras que los 68,673 MW restantes lo harían entre 2028 a 2038, marcando una tendencia creciente a la adición de centrales de energía limpia y almacenamiento.

En el primer periodo, las centrales de ciclo combinado (24.3%), bancos de baterías (20.2%) y eólicas (19.9%) liderarían el podio de porcentajes de incorporación, seguidas por la solar fotovoltaica (15.6%) y generación distribuida fotovoltaica (11.4%), completando con pequeños porcentajes las centrales de combustión interna (4.0%), hidroeléctrica (3,8%), tubogas (0,7%) y geotérmica (0,1%).

En el segundo periodo, las centrales eólicas (33.0%) pasarían a dominar los porcentajes de incorporación por delante de las de ciclo combinado (19.2%), y a su continuación seguirían los bancos de baterías (12.2%), la solar fotovoltaica (12.8%) y generación distribuida fotovoltaica (10.0%). Sobre este periodo vale la aclaración que en menor medida se incorporarían también hidroeléctricas (4.8%), nucleoeléctrica (3.4%), ciclos combinados con sistemas de cogeneración eficiente (1.9%), turbogas (1.3%), combustión interna (0,7%), ciclos combinados con hidrógeno verde (0.6%) y geotérmica (0,1%).

De esta manera, el PRODESEN prevé en el orden de 50.162,25 MW solo de eólica y solar (incluyendo GD) al 2038. De los cuales 11,842.72 MW se adicionarían entre 2024 y 2027, y unos 38,319.53 MW entre 2028 a 2038.

Aquel crecimiento se desprende de estudios que contemplan principalmente a la evolución esperada del pronóstico de demanda y consumo, escenarios de precios de combustibles, cumplimiento de metas de Energías Limpias, mitigación de emisiones de GEI, uso de hidrógeno verde en CCC, integración de generación nuclear, sistemas de almacenamiento, sustituciones, retiros y otras tecnologías de generación empleadas para satisfacer el Suministro Eléctrico.

Respecto a la adición de sistemas de almacenamiento con baterías se aclara que en el PIIRCE se ha estudiado y contemplado para mejorar la confiabilidad en el SEN, para “desplazar la energía eléctrica producida por las Centrales Eléctricas FV y EO actualmente sin baterías y además reducir congestiones y sobrecargas en la Red Nacional de Transmisión”.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *