Los polideportivos y clubes de las ciudades de Comodoro Rivadavia, en Chubut; Caleta Olivia y Las Heras, en Santa Cruz; Malargüe, en Mendoza; Catriel, en Río Negro; y Añelo, fueron colmados por miles de hinchas, quienes pudieron vivir el mundial como si estuvieran en Brasil, aseguraron desde la empresa.

«Orgullosos de nuestro suelo«, tal como sostiene la compañía en sus spots publicitario, la convocatoria fue creciendo, a tal punto, que la campaña es reforzada por “el boca a boca”.

El sábado pasado, indicaron desde YPF, «la participación de la gente que vino para ver a Argentina fue todo un récord. Cada lugar vibró con la victoria de la selección y con el histórico pase, después de 24 años, a la semis de una Copa del Mundo«.

Sólo en el gimnasio municipal de Caleta Olivia, en Santa Cruz, se reunieron más de 3.000 personas para ver en pantallas LED gigantes el partido contra Bélgica.

Entre los shows en vivo y el partido de Argentina-Suiza, Eva Ortiz, una de las fanáticas que se acercó al polideportivo municipal Malal Hue, de la ciudad de Malargüe, en Mendoza, dijo que «estamos muy contentos por estas convocatorias«.

«Esto es una fiesta que nos permite unirnos como argentinos bajo un mismo sentimiento«, agregó Carlos Regueiro, afónico de alentar a la selección nacional en el Gimnasio Municipal de Caleta Olivia, en Santa Cruz.

La empresa distribuyó banderas, gorros y bufandas a cada uno de los asistentes, y realizó sorteos de «premios mundialistas» y kits del hincha.