En 2020 más de 23.300 familias en 18 departamentos del país tendrán por primera vez luz en sus hogares, gracias al desarrollo de proyectos de electrificación rural financiados a través de los diferentes fondos que administra la entidad, recursos del Sistema General de Regalías y del Fondo Todos Somos Pazcífico.

En el marco del Día Mundial de la Energía, que se instituyó en 1949 con el fin impulsar el uso de energías renovables, la Ministra de Energía, María Fernanda Suárez, destacó la importancia de incorporar fuentes no convencionales de generación, como el sol y el viento, que además de ser sostenibles y amigables con el medio ambiente, permiten seguir cerrando brechas de desigualdad, asegurando un acceso confiable y asequible para todos los colombianos.

“Los proyectos de electrificación beneficiarán a 16.344 familias que se encuentran en los municipios que hacen parte de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial PDET, en departamentos como Cauca, Nariño, Caquetá, Meta, Guaviare. La energía transforma vidas y genera equidad y desarrollo”, aseguró la Ministra de Energía, María Fernanda Suárez.

De esta manera, el Gobierno Nacional avanza en el cumplimiento de la meta de llevar por primera vez energía eléctrica a 100.000 familias a lo largo y ancho del territorio nacional, de las cuales al menos 40.000 hacen parte de los municipios beneficiados por los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial PDET.

En 18 meses de Gobierno, el poder transformador de la energía llegó por primera vez a 27.725 familias en 21 departamentos del país. De ellas, 18.078 se vieron beneficiadas por proyectos de interconexión a la red nacional, mientras que 7.124 ya tienen luz en casa gracias a la instalación de paneles solares.

La Nueva Energía es una realidad en Colombia

Gracias a su privilegiada posición geográfica, el país cuenta con un enorme potencial para la generación de energía solar. En 2020 más de 6.300 familias que no contaban con el servicio, recibirán esta Nueva Energía, gracias a la instalación de paneles solares.

La Transición Energética en Colombia es una realidad. El país pasará de generar menos del 1% de su energía a partir de fuentes renovables no convencionales, a más de un 12%, gracias a la incorporación de proyectos de energía solar y eólica. Cerca de 70% de la energía que consumen actualmente los colombianos proviene del agua, a partir del trabajo de las hidroeléctricas, un 12,3% de térmicas que trabajan con Gas Natural.

Pasaremos de menos de 50 megavatios de capacidad instalada para la generación de energías renovables, que equivalen a lo que necesita una ciudad como Ibagué, a más de 2.500 megavatios en 2022, que es lo que necesitan Cali, Medellín, Bucaramanga, Barranquilla y Cartagena juntas.