De acuerdo a cómo está estructurado el Mercado a Término de Energías Renovables (MATER), a través de la Resolución 281-E/2017 (Descargar), el Ministerio de Energía y Minería está dado incentivos para que el sector privado pueda comercializar energía limpia con los Grandes Usuarios del Mercado Mayorista Eléctrico.

Según el último informe oficial (DESCARGAR), son 2.070 la cantidad de Agentes que deberán comenzar a consumir un 8 por ciento de energía renovable a partir del 2018 con la alternativa de adquirirla a través de las Compras Conjuntas a CAMMESA (como el resto de la demanda), pero con la posibilidad de salirse de ellas y autogenerársela o irse al mercado entre privados.

En un principio, para los consumidores más pequeños de esta lista quizá sea conveniente quedarse en las Compras Conjuntas, a diferencia de los más grandes, donde algunos ya han anunciado su salida a CAMMESA.

Esto se debe porque, si bien el precio de la energía entre enero y abril del 2018 será caro -144 dólares por MWh-, producto de que las centrales de energías limpias adjudicadas en el marco del RenovAr que ya han entrado en operaciones son las más elevadas en precio –bioenergías y mini hidroeléctricas-, la energía que puede vender el Estado es de apenas un 1 por ciento.

Sin embargo para los Grandes Usuarios de mayor demanda, debido a los cargos de Comercialización y de Administración que aplicará CAMMESA por un porcentaje de su demanda equivalente al % de Compras Conjuntas del Mes, les es convente formalizar un contrato con el sector privado.

Ya en 2019, el grueso de los proyectos entrará en operaciones. Eso hará más atractivo el mercado entre privados porque si bien los precios caen, la oferta de CAMMESA al sector privado será del 4 por ciento.

En 2020, el cupo podría saltar al 6 por ciento, pero ya algún proyecto de la Ronda 2 podría entrar en operaciones.

Perspectiva de precios

De acuerdo a los PPAs firmados por el Minisrterio de Energía y Minería, las perspectivas indican que en mayo el precio caería de 144 dólares a 126 dólares por MWh; al mes siguiente, en junio, a 118 dólares; en julio una pequeña tendencia a la alta, a 124 dólares, y luego continúa la caída: 121 dólares en agosto; 106 dólares de septiembre a noviembre –con un pequeño sobresalto a 109 en octubre, cerrando a 103 dólares por MWh en diciembre.

En 2019 la tendencia es a la baja sostenidamente, de 100 dólares por MWh en enero cerrando a 87 dólares por MWh a diciembre.

Cargos a la demanda

“Tanto el Cargo de Comercialización como el de Administración se aplican a cada GUH (Gran Usuario Habilitado) por un porcentaje de su demanda equivalente al % de Compras Conjuntas (CC) del Mes, calculado como la Energía total mensual abastecida por los contratos en CC sobre la demanda del mes, descontada de esta última la energía de los GUH que hayan optado por salir de las CC. Este porcentaje puede ser como máximo el valor de objetivo de cubrimiento con energías renovables establecidos por la ley N° 27191”, sostiene el informe de CAMMESA.

“Estos cargos se comenzarán a aplicar junto con las transacciones económicas de enero de 2019 para los GU incluidos en el listado de GUH, realizado en base a los consumos registrados durante el año 2018”, continúa el documento.

Cargo de Administración: El valor del precio a aplicar a cada GUH es el valor definido en la Res. MEyM 281/17.

Cargo de Comercialización: El valor del precio a aplicar a cada GUH se calculará en forma mensual y será función de la potencia media mensual registrada por el GUH y del valor máximo establecido en cada periodo bianual definido en la Res. MEyM 281/17.

El precio del cargo resulta variable en función de la potencia media mensual de cada GUH. Se presentan, a modo de ejemplo, algunos valores de cargos a aplicar para diferentes potencias medias de los GUH y periodos bianuales establecidos en la ley N° 27.191.