Se trata de Bernardo Martínez y Ezequiel Manzini, de la firma Deitres, que llegaron a la residencia de Olivos acompañados por el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Integración Productiva, Jorge Aguado.

El medidor de los Manzini será instalado en 40 viviendas porteñas para tener un registro preciso de los consumos energéticos, que serán enviados a un centro computarizado para su análisis.
Todo apunta a que con los datos de consumo a la mano, los usuarios puedan optimizar el consumo de energía eléctrica, ya que los medidores pueden vincularse a un dispositivo electrónico para conocer los datos en tiempo real.

Lea también: «Instalaron 1.000 medidores inteligentes para estudiar aprovechamiento de las energías renovables»

Los medidores también sirven para informar de apagones a las empresas distribuidoras. El gobierno nacional suma entonces esta iniciativa a su programa de consumo racional de la energía para lograr un sistema sustentable.