Uno de los viajes de Gobierno más esperados para 2017 ya está en marcha. El presidente Mauricio Macri llegará hoy a Madrid, y durante tres días desde el miércoles, será el foco de una visita de Estado para reactivar la agenda bilateral con un Plan de Acción conjunta en varios sectores.

El Gobierno de Cambiemos busca poner el acento en el significado político del encuentro -es la primera visita de un presidente extranjero en España en 15 meses-, en el protocolo -por cambios históricos en el encuentro con los reyes-y cultural, por la feria ARCO, pero lo cierto es que la impronta de negocios con la llegada de 120 empresarios argentinos no es menor.

La primera foto importante se dará cuando el rey Felipe VI reciba junto a Letizia a Macri y a Juliana Awada en el Palacio Real, y a partir del jueves, mantendrá más de un encuentro con su par Mariano Rajoy, electo en octubre del año pasado.

La «lluvia de euros» será protagonista por la necesidad de inversiones, aunque el impulso de las exportaciones argentinas a España estarán acompañadas de un objetivo central: el Gobierno quiere volver a venderle a la Unión Europea biodiesel argentino antes de que termine el 2017.

La “lluvia de euros” será protagonista por la necesidad de inversiones

En este contexto, Macri le pedirá a Rajoy que actúe como una especie de puente con la comunidad para recibir el visto bueno. No es un mercado menor: el país llegó a exportar USD 1.500 millones anuales de biodiesel de soja, según cálculos del sector.

Lea también: «Récord para el Biodiesel: las expectativas de los industriales para 2017»

España ya levantó las restricciones al biodiesel argentino en mayo del año pasado, y la idea es que ahora sea Rajoy quien convenza al resto de los países de ir por el mismo camino. El presidente español debería mostarle el camino específicamente a Francia, Polonia e Irlanda, donde hay un cierre virtual contra estas exportaciones argentinas por calidad y protección ambiental desde mediados de 2013.

Recuperar su lugar

Si este pedido específico es aceptado y se concreta en los próximos meses, la Argentina podría recuperar un lugar importante: ser el primer abastecedor de biodiesel en el mundo. El lobby proteccionista del sector es muy fuerte en Europa, pero este acercamiento ayudaría a saltear algunas barreras.

Lea también: «El futuro de las exportaciones argentinas de biodiesel con Trump y la apertura de Europa»

El país hoy se encuentra en una etapa de apelación, y el objetivo político es acelerar los tiempos para que la reapertura de estas exportaciones se anuncie antes de las elecciones legislativas.

Fuente: Infobae.