19 de noviembre 2015

Macri advierte que podría vetar contratos nucleares e hidroeléctricos

El macrismo puso el grito en el cielo y alertó ayer que en el caso de llegar a la Presidencia revisará y, eventualmente, rechazará de plano los recientes contratos millonarios que selló el gobierno de Cristina Kirchner con China y Rusia para avanzar con proyectos de energía nuclear y la construcción de represas hidroeléctricas en la […]

El macrismo puso el grito en el cielo y alertó ayer que en el caso de llegar a la Presidencia revisará y, eventualmente, rechazará de plano los recientes contratos millonarios que selló el gobierno de Cristina Kirchner con China y Rusia para avanzar con proyectos de energía nuclear y la construcción de represas hidroeléctricas en la Argentina.

Mauricio Macri se mostró preocupado y advirtió a sus allegados que si ganara las elecciones presidenciales del domingo, su gobierno revisaría los contratos que la semana pasada firmaron el canciller Héctor Timerman y los ministros de Economía y de Planificación, Axel Kicillof y Julio De Vido, respectivamente, con China y Rusia en el marco de la cumbre de presidentes del G-20 que se realizó en Turquía.

La decisión de Macri de eventualmente revisar los acuerdos millonarios con estos países fue confirmada ayer a LA NACION por el secretario de Relaciones Internacionales de Pro, Fulvio Pompeo, y por el asesor macrista en política energética Emilio Apud.

«Estamos muy preocupados porque en la cumbre del G-20 el Gobierno firmó contratos con China y Rusia [de los] que desconocemos sus detalles técnicos y comprometerán financieramente al país por los próximos 18 años«, dijo Pompeo, quien no descartó que una administración de Macri utilice los mecanismos constitucionales para dar marcha atrás con esos contratos. Esto podría darse por la vía del Congreso, el camino de las negociaciones diplomáticas o eventualmente por la Justicia.

Por otro lado, Apud expresó que «resulta sospechoso el apuro del Gobierno por firmar contratos millonarios con China y Rusia a menos de un mes de irse del poder«. No sólo esto: el asesor en política energética de Macri detalló que no están claros los motivos por los que el Gobierno decidió firmar ahora los contratos con China, que exceden los 15.000 millones de dólares y comprometerán al país no sólo desde lo financiero sino desde lo técnico. Es que con China se acordó la ejecución de dos centrales nucleares, una de ellas con tecnología Candu (uranio natural) y la otra con uranio enriquecido.

Si bien desde el año pasado existían acuerdos macro con China y Rusia para avanzar en proyectos de energía nuclear y represas hidroeléctricas, durante la cumbre del G-20 realizada en Antalya Kicillof y De Vido avanzaron en la firma de contratos que comprometerán al futuro gobierno.

Es más, algunos analistas internacionales señalan que si la Argentina no cumple a futuro con esos acuerdos el país contratante podría recurrir a tribunales internacionales como el Ciadi para plantear allí los reclamos monetarios correspondientes por cancelación de contratos.

El malestar de Macri por este tema no sólo es con Cristina Kirchner, sino también con las diplomacias rusa y china. Según comentó una fuente macrista, el líder de Pro había comprometido a los embajadores de China y de Rusia en Buenos Aires a no avanzar en las negociaciones con la Argentina hasta que haya un cambio de gobierno, el 10 de diciembre.

Sin embargo, la semana pasada Kicillof y De Vido firmaron en Turquía un contrato con el presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de la República Popular China, Xu Shaoshi, para avanzar en los aspectos técnicos que permitirán llevar adelante un «plan nuclear argentino«.

Esto implicará la construcción de la cuarta y quinta central nuclear. El financiamiento chino para estas obras tiene un plazo de 18 años por un 85 por ciento del total del proyecto, a un costo financiero total del 6,5 por ciento anual. El valor previsto para la cuarta central nuclear es de US$ 5994 millones y tendrá un 62 por ciento de componentes de origen argentino y 38 por ciento de origen chino. La quinta central nuclear tendría un costo de unos US$ 9000 millones, bajo la técnica de uranio enriquecido.

Los acuerdos fueron rubricados por el presidente de Nucleoeléctrica Argentina (NASA), José Luis Antunez; y el titular de la firma nuclear china CNNC, Quian Zhimin. «Acabamos de firmar acuerdos que tienen una importancia histórica. Estamos hablando de financiamiento para obras por una cifra cercana a los 15.000 millones de dólares«, dijo un sonriente Kicillof al finalizar el encuentro bilateral en Antalya con los funcionarios chinos.

Por otra parte, en la misma cumbre del G-20, De Vido se reunió con el ministro de Energía de Rusia, Alexander Novaky, para avanzar con el proyecto para la construcción de la hidroeléctrica Chihuido I, que se levantará en Neuquén.

Según informó el Ministerio de Planificación, el consorcio adjudicatario de la construcción de la presa y central hidroeléctrica está conformado por empresas argentinas, la española Isolux Ingeniería y la rusa Inter Rao, que tendrá a su cargo la financiación del proyecto, a través del Banco de Desarrollo y Comercio Exterior de Rusia (Vnesheconombank), que financia el 85 por ciento del costo total del proyecto.

«Es probable que en el caso de China el Gobierno haya apurado los contratos por el salvataje financiero con swaps que recibió de Pekín en los últimos meses y los salvó de los agujeros fiscales. Pero en el caso de los acuerdos con Rusia se entiende mucho menos el apuro del Gobierno«, dijo Apud.

En tanto, Pompeo expresó que «en un escenario de segunda vuelta como el que existe ahora el Gobierno debería haber frenado todos los proyectos y contratos que condicionarán a futuro a la Argentina para que sea el nuevo presidente quien tenga la posibilidad de decidir si son viables o no«.

La letra chica de los acuerdos polémicos

Energía nuclear

El contrato que firmó el Gobierno con China contempla la construcción de dos centrales nucleares por un costo de US$ 15.000 millones a pagar en 18 años

Hidroeléctrica

Rusia avanzó en la firma de un acuerdo con la Argentina para la construcción de una represa hidroeléctrica en Neuquén, que financiará en un 85 por ciento.

Estación espacial

A estos acuerdos se les suma la estación espacial en Neuquén que está construyendo China para avistaje lunar. Tiene una exención impositiva por 50 años, la contraparte china es militar y tiene anexos secretos

Fuente: La Nación.

9 Comentarios

  1. carlos felix badano

    Entiendo que la firma de los Acuerdos con China y Rusia, por las centrales nucleares y las hidroeléctricas deberían ser revisados con un tiempo suficiente, en particular los aspectos ambientales costos, clausulas secretas, etc. Otro aspecto a considerar es el impacto en la matriz energética, cuyo enfoque actual se orienta hacia las energías renovables. Las mismas generan resultados energéticos de corto plazo ,con inversiones de menor monto y permiten incorporar por ejemplo, parques eólicos en módulos y fases compatibles con el sistema eléctrico disponible por regiones (existencia de redes de 132 y 500 KV).La firma de los acuerdos y contratos mencionados deberían ser postergadas hasta verificar sus contenidos con precisiones técnicas y contractuales minuciosas.

    Responder
  2. Miguel

    Hay que revisar varias cosas que en los últimos tiempos de oscurantismo, se hicieron en nuestro país en materia energética. Espero que tampoc deje de lado revisar el desmadre que realizaron con los cupos de bioetanol, por ejemplo. De cómo un subsidio verde orientado hacia las economías regionales, se transformó en una inequidad mayúscula.

    Responder
  3. Carlos Di Caro

    Acuerdo con Carlos Badano. Asimismo entiendo que actualmente es posible instalar generadores eólicos a precios del orden de 2 millones u$s/Mw, es decir que con los 15.000 millones U$s de las 2 centrales nucleares (que suman una potencia instalada inferior a 2.000 Mw) se podían instalar mas de 7.000 Mw, distribuidos en varios parques eólicos en todo el país, sin costos futuros de desactivación (decomissioning) de las centrales nucleares y a costo de combustible cero. Costo cero en producción de combustible; costo cero en transporte y almacenamiento. Y costo cero para el manejo, disposición final y custodia de los elementos combustibles (radiactivos) quemados.

    Responder
  4. Armando Portugal

    Traer generadores en estos momento donde en muchas parte del mundo se esta implantando las energías renovables me parece una locura.
    Mas allá de si esta bien o mal los contratos creo que el gobierno, cualquiera sea que gane debe anular totalmente cualquier intento de usar energía a través del uranio u otro medio contaminante.
    Las nuevas tendencia a demostrado que las energías libres a través de los paneles Solares, Eólicas y Térmicas, entre otras muchas mas formas de producción que se esta dando a pasos agigantados, tanto en la practica cono a nivel científico, debemos de invertir en ser un país libre de energía que dependan del carbón o cualquier otro método contaminante que dañe nuestro medio ambiente y empeore nuestro estilo de vida con enfermedades por la contaminación ambiental.
    Tecnología ya en Argentina no falta, incluyendo en las Eólica y Solares, solo queda comenzar a utilizar gratis los rayos solares y los vientos totalmente gratis sin residuos orgánicos ni de materiales con esta energía libre.A modo de ejemplo visite este sitio
    https://www.energiaestrategica.com/san-juan-avanza-en-su-planta-de-paneles-fotovoltaicos-y-trabaja-sobre-una-reglamentacion-de-generacion-distribuida/

    Responder
  5. Mario Pierantonelli

    Ese dinero puesto en generación distribuida con solar, eólico y biomasa podría hacer maravillas en corto plazo sin los pasivos ambientales de la nucleares.
    Aún más, sin que el estado ponga un centavo, bajando los aranceles de importación y permitiendo la generación fovoltaica domiciliaria en baja tensión se podría incorporar una potencia equivalente a la de esos contratos en dos años; otro tanto se podría añadir en eólica con un gran porcentaje de industria nacional y nos estarían sobrando 11*10exp9 U$. Con la décima parte de esa plata financiamos proyectos de biogas por unos 500 MW , que son de alta disponibilidad , y si preocupa la estabilidad de la red ponemos 1000MW de ciclo combinado con cogeneración y todavía nos estarían sobrando unos 8.000.000.000 U$.

    Responder
  6. ricardo villar

    Acuerdo que es necesario revisar (examinar, reanalizar, para darle exactitud al concepto) estos acuerdos por cifras tan elevadas para el país. La Argentina tiene variedad de recursos renovables para generar energìas limpias, que ya deben dejar de considerarse como herramientas para el futuro. Ese futuro ya llegò. Y hay que reorientar las inversiones hacia ellos. En lo que respecta a Chihuidos, es una obra multipropòsito, que ademas de generar, darìa màxima seguridad a las poblaciones de los valles, en caso de una crecida excepcional sobre la cuenca del Neuquen. Ademàs nos permitirìa reformular un proyecto de desarrollo y crecimiento de una zona muy abandonada, como es la central de la provincia, casi en la precordillera andina. Siempre me he preocupado por los costos y sigo sospechando del presupuesto que se maneja en las relaciones con el gobierno chino.

    Responder
  7. Omar

    De acuerdo totalmente con el Ing. Badano.
    Argentina como he expresado en otros comentarios, tiene excepcionales condiciones para desarrollar la Energías renovables, en especial la Eólica, tecnología madura y altamente competitiva en costos aun ahora con el bajo precio del petróleo.
    Los paises desarrollados estan abandonando la nuclear, Alemania ha cerrado 6 centrales nucleares desde el desastre de Fukushima en 2013 y nosotros haciendo acuerdos con China??, y Rusia??.
    Imitemos a nuestros vecinos: Uruguay, Chile y Brasil por supuesto, que vienen apostando fueretemente por las Renovables.
    Ing. Macri hay que anulas esos contratos!
    Saludos.
    Ing. Cereijo

    Responder
  8. Ing. Alejandro Marangoni

    Estoy totalmente de acuerdo con los comentaristas.
    Se debe seguir trabajando también en la generación distribuida (microhidráulica, solar, etc.) como se está haciendo actualmente en Santa Fe e implementándose de a poco en Mendoza, bajando los costos de importación e invirtiendo en rediseñar las redes eléctricas (smart grids) se logra reducir las pérdidas por transporte, mejorando la eficiencia energética.
    Respecto de la generación eólica, el país cuenta con tecnología propia (IMPSA, donde más del 75% de los componentes de los aerogeneradores se fabricó en el país) con mano de obra altamente calificada.
    Espero que el ing. Macri pueda anular dichos contratos. Apostemos a las energías renovables.
    Saludos para todos.

    Alejandro J. Marangoni
    Ingeniero Electricista

    Responder
  9. ABEL

    Es URGENTE revisar lo que el gobierno de CFK ha hecho con el inmenso espacio cedido a CHINA en la Patagonia para instalar un centro o laboratorio «de investigaciones» al que, como denunciara JORGE LANATA, no pueden acceder ni los periodistas, aún argentinos ni otros científicos nacionales. Esto debe revelarse lo antes posible, a fin de saber que está pasando en el Sur del país, de acuerdo con las sospechas fundadas de que se estaría preparando la producción de agua pesada y otros elementos para contar con armas nucleares. ATENCIÓN!!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com