El viernes pasado, los ministerios nacionales de Energía y Minería y Producción expidieron la Resolución Conjunta 1-E/2017, estableciendo nuevos parámetros sobre qué será considerado como ‘componente nacional’ dentro del Programa RenovAr, modificando la normativa 123-313.

Ahora, serán considerados como locales aquellos componentes que tengan igual o menos de un 40%  de partes y piezas, conjuntos y subconjuntos de bienes importados.

O bien, aquellos que: “las que se elaboren en el país a partir de materias primas y/o insumos nacionales o importados siempre que resulten de un proceso de transformación que les confiera una nueva individualidad, caracterizada por el hecho de estar clasificados en la Nomenclatura Común del Mercosur en una partida arancelaria diferente a la de los mencionados materiales, y la acreditación de un C.M.I. no superior al SETENTA Y CINCO POR CIENTO (75 %)”.

“Es lo que se esperaba que saliera”, valora en contacto con Energía Estratégica Emilio Guiñazú, subsecretario de Energía y Minería de Mendoza, analizando el texto de esta nueva resolución.

“Básicamente la Resolución (123-313), como estaba escrita, dejaba algunas zonas grises que complicaban la decisión de fabricar en Argentina; esta nueva disposición define parámetros más claros”, compara el funcionario. Es que la normativa anterior no permitía considerar como “nacional” los paneles fabricados en la Argentina.

Lea también: «Podrían montarse tres nuevas fábricas de paneles fotovoltaicos en Mendoza»

Esta modificación es particularmente importante para Mendoza ya que la jurisdicción espera que en su territorio se instalen 2 fábricas de paneles fotovoltaicos, capaces de producir hasta 300 MW por año, asegura Guiñazú.

La iniciativa surgió producto del “Programa de Fomento a la Inversión Estratégica” que lanzó en abril de año el Gobierno provincial, otorgando bonos fiscales que transferibles destinados a la inversión en bienes de capital y obras de infraestructura, pudiendo ser utilizada para el pago de Ingresos Brutos durante un período de 5 años.

“El plan de bono fiscal que lanzo la provincia para impulsar la instalación de las plantas podrán avanzar teniendo esta nueva herramienta”, manifiesta el subsecretario de Energía y Minería en referencia a la Resolución Conjunta 1-E/2017.

Guiñazú cuenta que las dos fábricas ganadoras de los Bonos Fiscales “han presentado todos los papeles para concretar su adjudicación”. “Esperamos que la salida de esta resolución termine de darle el impulso final” a la consumación de los proyectos, confía el funcionario.