Es un año electoral y los representantes de las actividades económicas tratan que los candidatos presidenciales pongan en agenda política los asuntos que  más preocupan, en su gran mayoría relacionados a incrementos de la producción. La industria del biodiesel hizo lo propio, según cuenta Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO, en contacto con energiaestrategica.com

¿Se han puesto en contacto con los candidatos para trabajar los temas que involucran al sector?

Hemos tenido encuentros con varios candidatos y principalmente con sus equipos técnicos, y todos han dado claras muestras de apoyar a nuestra industria, entendiendo claramente la necesidad de agregar más valor y trabajo argentino a nuestras exportaciones agroindustriales, en un contexto mundial que tiende a utilizar energía limpia y renovable, en el que Argentina tiene una interesante oportunidad de convertirse en un importante proveedor de biodiesel sustentable. Hoy la coyuntura de los precios del petróleo son una traba pero seguramente el panorama en algún momento cambiará para la industria. Con todos hemos también planteado la importancia de volver a abrir el mercado europeo.

¿Cuáles son las perspectivas del sector para los próximos años?

En el corto plazo lamentablemente es complicado el panorama con precios de energía por el piso; pero creemos que la sustentabilidad ambiental, las energías limpias y renovables están en la agenda del mundo y esta crisis que vivimos esperemos que se revierta pronto. Somos optimistas en lograr una apertura del mercado europeo a través del reclamo justo que el país lleva adelante en la Organización Mundial del Comercio. Creemos que esta industria es estratégica en el mediano y largo plazo para la argentina pero tendremos que superar la coyuntura.

¿Qué cambios podrían aplicarse en la plaza local para compensar la caída de las exportaciones?

Aumentar el corte pareciera posible. Es un tema en el que estamos trabajando.

¿Cómo afectó la caída del precio del petróleo en los mercados internacionales?

Lamentablemente la baja fuerte del gasoil ha quitado competitividad al biodiesel argentino y vemos con preocupación la fuerte baja de nuestras exportaciones a los mercados no discrecionales, y por lo tanto la iliquidez de los mercados. Respecto al mercado interno está bien abastecido, confiamos en poner en marcha las ventas para la generación eléctrica que serán bajas en este año pero creemos serán mayores en 2016.

¿Qué acciones están desarrollando desde CARBIO para cumplir este objetivo?

Tenemos varios frentes abiertos, el principal flujo de nuestra producción son las exportaciones y nuestro principal mercado está cerrado por una medida contra la industria local, por supuesto dumping que no tiene sustento técnico. La Argentina ha iniciado hace varios meses un panel contra la Unión Europea por este tema que entendemos está avanzando y confiamos haya resultados positivos en algunos meses.

¿Están conversando con las autoridades por estos temas?

Tenemos un buen dialogo con los funcionarios de la Secretaria de Energía, y seguimos planteando la conveniencia de pensar en aumentar el corte para maquinaria Agrícola o transporte y ver como agilizar las compras para generación eléctrica.