Durante el día de ayer, en plena negociación con los Emiratos Árabes Unidos, Luis Galardi, uno de los máximos referentes de la Agencia de Inversiones de Neuquén (ADINQN), dialogó con energiaestrategica.com. El motivo de la reunión con los miembros asiáticos-africanos fue la de concretar la contracción de un préstamo por 15 millones de dólares, a pagar en un plazo de 20 años, con una tasa anual del 2 por ciento y con 5 años de gracia para empezar con la devolución para desarrollar un proyecto hidroeléctrico en Villa del Nahueve, que generará 4 MWh.

Los créditos existen, las posibilidades de obtenerlos existen y cuando hay seguridad jurídica, los plazos, las tasas de interés y las condiciones económicas y financieras, se dan perfectamente”, enumeró la autoridad. Señaló que la gratificación proveniente del Fondo para Desarrollo de Abu Dhabi (ADFD, por sus siglas en inglés), “con condiciones excepcionales”, la han conseguido luego de trabajar durante un año. “Teniendo proyectos siempre es posible llegar a las fuentes financieras como las de este tipo”, consideró.

Sin embargo, por otra parte, en lo que respecta a inversiones privadas, opinó que durante esta gestión de gobierno se han visto retraídas por políticas “duras que complican el mercado cambiario”.

Mientras continúe truncada la posibilidad de adquirir divisas por parte de las empresas, las inversiones directas se van a ver obstaculizadas”, observó. Al respecto, opinó: “Yo creo que las condiciones crediticias para Argentina van a mejorar a partir de diciembre”.

En lo que respecta a las apuestas por las energías renovables, Galardi aseguró que en la medida que las tarifas de electricidad y gas aumenten acorde al precio que se deberían pagar, quitando el estado parte del fuerte subsidio que destina, más inversionistas se volcarán por las tecnologías limpias. “Sincerando los precios energéticos, así como se han sincerado los precios de los combustibles y otros precios en nuestra economía las inversiones de riesgo podrán tener lugar en las renovables”, aseveró.