“Además del fortalecimiento de la labor de la Dpec, que seguramente traerá aparejado este convenio, destacamos la vocación expresada por el Gobierno de que a partir de este acuerdo se podrán diseñar nuevas planificaciones en la distribución de energía en Corrientes, incentivándose también el desarrollo de proyectos de generación de energías renovables, necesarios para lograr una provincia más moderna, eficiente y competitiva en materia productiva e industrial”, aseguraron.

La deuda que la provincia mantenía con la distribuidora era de $6.071 millones, cuyo pago se acordó a través de tres vías. Una se canceló con parte de las mencionadas regalías por $1.758 millones, otra producto de un convenio firmado por Dpec de $2.300 millones en cuotas a una beneficiosa tasa del 10%. La parte restante se saldó con la utilización del canje anticipado del Bono de Consenso Fiscal.

Lea también: «Opinión: La Provincia de Corrientes impulsa su industria forestal y la biomasa»

“De esta manera, podemos decir que Corrientes no registra deuda con el mercado distribuidor”, explicaron desde el Gobierno.

“A fin de año, se habrá recibido cerca de $1.600 millones en regalías, antes rondaban los $250 millones anuales, percibidos en cuotas mensuales y actualizadas”, detallaron.

La Provincia logró, además, que las regalías que recibirá Corrientes por Yacyretá y Salto Grande se paguen al valor de USD 48 el megavatio, cuando antes valía USD 4.

Fuente: El Litoral.