La matriz energética en Argentina muestra un fuerte desequilibrio dado que más del 70 por ciento de la producción de electricidad de realiza en base a hidrocarburos, gas, fuel oil y gas oil”, indicó Pedro Pesatti, vicegobernador de Río Negro, quien en la misma dirección dijo: “La participación de energías renovables no ha acompañado en los últimos años el aumento en la oferta de generación eléctrica y ello indica la necesidad de concebir y ejecutar políticas públicas que modifiquen la estructura de nuestro consumo en materia de energía.”

En Rio Negro -explicó- creamos en el mes de junio de 2015, por iniciativa del gobernador Weretilneck, la empresa Eolica Rionegrina SA (ERSA) con el objeto de desarrollar la ingeniería, construcción y puesta en marcha de un parque eólico en una zona próxima a la población de Cerro Policía. La constitución de la empresa es en principio entre INVAP SE y TRANSCOMAHUE SA, ambas con capital accionario del cien por ciento del estado provincial, aunque está previsto la participación de socios e inversores privados que a través de capitalización de la compañía y constitución de garantías para acceder a financiamiento, contribuyan a las aplicación de los recursos económicos necesarios para la materialización del proyecto”.

Pesatti destacó la participación de INVAP en el emprendimiento: “Es una empresa de los rionegrinos y líder en desarrollos tecnológicos de alta complejidad, que ha incursionado en las áreas nuclear, satelital (ARSAT 1 y 2), sistemas de radares y generación de energías renovables eólica e hidrocinética”.

Transcomahue SA es también una empresa del estado provincial y hoy tiene la concesión federal del transporte de energía eléctrica en alta tensión en la región del Comahue. Actualmente opera y mantiene más de 550 km de líneas de 132 KV y 10 estaciones transformadoras de 132 KV al mismo tiempo que construye obras de infraestructura eléctrica en Río Negro por cuenta y orden del gobierno rionegrino”, agregó.

El vicegobernador declaró además que “nuestra empresa de energía eólica prevé en su primera etapa la instalación de 5 molinos de 3,3 MW cada uno, totalizando un potencia de 16,5 MW, lo que equivale al 5 por ciento del potencial del recurso eólico de la planicie donde se instalara el parque, pues Cerro Policía tiene una capacidad del orden de los 300 MW, lo que permite proyectar la construcción de otros módulos de generación y para lo cual buscaremos también la participación y la inversión privada”.

En el mismo orden, puntualizó que “también se construirá una línea de 132 KV de 32 km que interconectará el parque de Cerro Policía con la estación transformadora El Chocón, donde se inyectara la mayor parte de la energía generada aunque parte de ella -enfatizó el funcionario- se utilizará para suministrar electricidad a las localidades de El Cuy, Cerro Policía y Aguada Guzmán, para lo cual se proyectó el tendido de líneas de 33 KV desde el parque eólico hasta dichas localidades”.

En otras aspectos, Pesatti detalló que “el proyecto cuenta con la concesión de las tierras donde se asentarán los molinos y el resto de las instalaciones por 30 años, lugar que además ya cuenta con los estudios eléctricos de vinculación al sistema interconectado más los registros de velocidad y dirección de viento de los últimos tres años. Estos registros se obtuvieron a partir del montaje de dos torres de noventa metros de altura, donde se instalaron anemómetros digitales para medir el potencial eólico del lugar. El monto de la inversión -dijo finalmente– es del orden de los 45 millones de dólares”.